Miles de promesantes cargaron nuevamente este 4 de agosto la imagen de Santo Domingo, en medio de cantos, bailes y de tronar de cohetes por algunos barrios orientales de Managua, cumpliendo con una tradición que nació tras el terremoto de 1972, cuando el viejo centro capitalino quedó destruido y abandonado.

Denis Obregón, un antiguo promesante dijo que el recorrido que Santo Domingo hacía antes del terremoto de Managua por el viejo centro capitalino, se cambió hacia los barrios orientales debido a que con el violento sismo acaecido el 23 de diciembre de 1972, en el sector de los escombros no quedó nadie Managua.

Obregón, quien avanzaba con miles de promesantes por la calle que va del mercado Oriental pasa por Ciudad Jardín, tomando hacia la colonia Tenderí y al barrio Larreynaga, dijo que el recorrido del día cuatro de agosto, aunque hace casi 40 años no se hace en la misma zona, se sigue guardando la tradición de llevar la imagen por los barrios de la capital.

Recorrido de imagen de Santo Domingo

El recorrido salió temprano en medio de aplausos, gritos, estallidos de cohetes y bombas por los atrios de la iglesia de Santo Domingo, del barrio del mismo nombre y fue llevado en hombro hacia dentro del mercado Oriental, pasando por las estrechas calles con los tramos llenos de mercaderías hacia los lados para entrar posteriormente a la iglesia de El Calvario.

En el templo de El Calvario, ubicado en la parte norte del mercado Oriental, la imagen posada sobre una peaña fue bailada por los cargadores tradicionales y un rato después fue sacada del templo católico para llevarla por las calles del mercado hacia Ciudad Jardín hasta llegar a los semáforos de la colonia Tenderí donde hubo quema de bastante pólvora.

En su recorrido, los promesantes llevaron la imagen hasta la iglesia de La Merced del barrio Larreynaga en donde la procesión se detuvo por algunos momentos para después dar la vuelta hacia el sur y luego de nuevo hacia el oeste buscar el Gancho de Camino y meterse de nuevo por el mercado con dirección a la templo de Santo Domingo en el barrio del mismo nombre en donde quedará hasta el 10 de agosto que saldrá hacia Las Sierras.

Participantes pagan sus promesas

Uno de los promesantes que lleva muchos años participando en el recorrido de Santo Domingo, Carlos Reyes Sevilla, dijo que participa en la fiesta desde que tiene conocimiento y agregó que desde 1971 está pagando una promesa por un favor recibido en la persona de su primer hijo.

Josefina López, de 19 años, otra promesante manifestó que desde que nació su madre la llevaba a las festividades de la imagen de Santo Domingo y hoy sigue participante, pero es ahora ella quien carga una réplica de la imagen, en tanto que va vestida de india.

Entre tanto Víctor Jácamo manifestó “desde el 2003 estoy pagando una promesa de cargar una réplica, es decir tengo 10 años de estarlo haciendo, porque que Dios le concedió un favor.