Un impacto trascendental en la calidad de sus vidas han experimentado las familias del municipio de San Carlos, departamento de Río San Juan, al convertirse en protagonistas directas de las Soluciones Habitacionales que viene desarrollando el Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural por orientaciones del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

Una cocina mejorada, la instalación del piso, la renovación del techo o bien la construcción completa de una habitación representan, sin duda alguna, un gran apoyo para las familias humildes y trabajadoras de este municipio.

De los 50 mejoramientos habitacionales que el INVUR tiene como meta entregar en San Carlos, ya son 36 los cumplidos hasta este 2 de agosto, cuando familias de la comunidad Laurel Galán festejaron este importante logro de la segunda etapa de la Revolución Sandinista.

“Nos hicieron un cuarto mucho mejor, porque el Gobierno y el INVUR vieron que habitábamos ocho personas en una pequeña casita. Fue una gran experiencia, porque nosotros también apoyamos en construirlo. Batimos mezcla, cargamos cemento, trasladamos bloques, y hoy vivimos de una mejor manera”, reconoció Zoraida Obando, tras recibir las llaves de su nueva habitación.

Responsabilidad Compartida al mejorar viviendas

Las Soluciones Habitacionales son opciones verdaderamente humanitarias. Las brigadas de la Promotoría Solidaria y los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida recorren los territorios del país identificando aquellos casos críticos y en riesgo social, priorizando a personas de escasos recursos, hombres y mujeres con capacidades diferentes, adultos mayores y madres solteras.

Gloria Martínez, Responsable de la división de Relaciones Públicas del INVUR, detalló que las mejoras en cada casa pueden ascender hasta los 3 mil 300 dólares, cuya inversión es asumida por los Gobiernos Municipales, Gobierno Central y un aporte único de 150 dólares que hacen las familias como parte de esa Responsabilidad Compartida del modelo Cristiano, Socialista y Solidario.

“Algunos dirán qué cuartito más pequeño y eso no sirve de mucho, pero para quien no tenía, esta sí es una gran solución, y les permitirá vivir en mejores condiciones. Y el hecho que sea pequeño, no quiere decir que así deba quedarse, este es el principio de un trabajo arduo que cada uno, y cada una de las personas protagonistas de este proyecto, van a ampliar, van a continuar, hasta tener esa casa que todos soñamos”, expresó Martínez momentos en que presidia el acto de inauguración en la comunidad Laurel Galán.

INVUR: Positivos resultados y grandes proyecciones

La portavoz del INVUR, quien asistió en representación de la Ministra-Directora Judith Silva, comunicó que del 2007 al 2012, el Gobierno Sandinista ha hecho efectiva la entrega de 268 viviendas nuevas y 228 mejoramientos habitacionales en el municipio de San Carlos, entre estas comunidades como México, Mata Caña, La Pedrera, San José, Laurel Galán, Melchora, Costa Sur, Las Conchas y en los barrios El Manantial y Sector N° 3 del casco urbano.

“Ha sido un verdadero regalo de Dios. Ahora tenemos una vivienda digna y durante el invierno no vamos a estar en la intemperie. Nunca pensé que mi familia y yo podríamos ser parte de este gran proyecto. Que el Señor siga bendiciendo a este Gobierno del Presidente Daniel para que muchas otras personas, que ahora están en las condiciones que yo estaba antes, puedan ser parte de estas mejoras, de este gesto de amor”, dijo Bernarda Ángulo al recibir las llaves de su nuevo módulo de manos de autoridades del INVUR y la Alcaldía de San Carlos.

Digna Avilés, Vicealcaldesa de este municipio, refirió que previo a construir estas viviendas, el Gobierno Local y el equipo técnico del INVUR emprenden un estudio geológico, una exploración de estos terrenos, para saber si es viable habitar en ellos; además, la Dirección de Urbanismo formula un estudio del diseño.

“Seguimos las recomendaciones que nos da el COMUPRED, para no construir en puntos críticos que representen un peligro”, agregó. Asimismo, sostuvo que las familias protagonistas tienen que llenar una Ficha Única, en la cual se verifica que todos los niños estén inscritos en el Registro Civil, que las embarazadas tengas sus cuidados prenatales, que toda la familia tenga sus vacunas al día y que los adultos mayores sean asistidos con regularidad.

¡Adiós a las casas de ripio!; ¡Adiós al hacinamiento!

El equipo periodístico de El 19 Digital y El Pueblo Presidente (EPP), realizó un recorrido, coordinado con el equipo de prensa del INVUR, por barrios de San Carlos, Morrito y San Miguelito, para verificar las condiciones de vida en que se encontraban familias que tres meses atrás han sido protagonistas de estas Soluciones Habitacionales.

“Yo me siento agradecida realmente con el Presidente Daniel Ortega, con la compañera Rosario (Murillo), porque esta es una gran ayuda para la gente de escasos recursos. Nos sentimos más tranquilos, ya dejamos atrás aquella casita de ripios y de plástico, porque así era nuestra casa hasta hace dos meses”, indicó Eliseth del Socorro Ugarte, quien ahora se ha visto más motivada con su nueva habitación, en cuyos alrededores ha sembrado muchas plantas ornamentales y frutales.

Una casita hecha de cañas de bambú con unas cuántas láminas de cinc oxidado se divisa en lo alto del Barrio Sandino, ubicado en San Miguelito. La vivienda pertenece a María Cajina Hurtado, una madre soltera, con tres hijos, cuya labor es pescar a diario en el Gran Lago. La mujer emprendedora se convertirá en protagonista de una nueva vivienda entregada por el INVUR en los próximos días.

“Nos han venido a ver, y han visto qué sí, realmente vivimos en estas condiciones. Ya la casa se está prácticamente cayendo, y pues, como somos de escasos recursos, se nos hace difícil poder construir. Ahora solo estamos esperando ansiosos que pasen estas semanas para ver nuestro sueño hecho realidad”, señaló.

Familias como la de Reina María Sequeira, del Barrio Walter Acevedo en Morrito, se han visto más motivadas tras recibir estas Soluciones Habitacionales, al punto que han venido ampliando estas construcciones y hoy gozan de una casa más cómoda, dando por cumplido al llamado de la Responsabilidad Compartida que aboga por tener una Nicaragua cada vez más bendecida y próspera, una Nicaragua en solidaridad y complementariedad como la soñaron nuestro héroes, como la soñó el General de hombres y mujeres libres, Augusto. C. Sandino.