Los hermanos y hermanas de Nuestra América Caribeña que participaron en un conversatorio, vía zoom, llegaron a la conclusión que: “El consenso es cerrar la OEA”, y sustituirla por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La compañera Maritza Espinales, diputada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), quien estuvo a cargo de la coorganización del conversatorio desde Nicaragua, en las conclusiones del evento virtual dijo que todos los que participaron en el conversatorio: “El consenso es cerrar la OEA”.

¿Porqué quieren el cierre de la OEA? Por la dignidad de nuestros pueblos, por nuestras soberanía, por nuestra independencia y por la Paz, la Paz de Nicaragua, la Paz de Latinoamérica”, puntualizó Espinales.

Expresó que el consenso se debe fortalecer, a partir de este momento, fortalecer la CELAC.

bolivia

“La CELAC porqué, porque es la integración de los pueblos que en unidad va a erradicar las desigualdades de nuestra América, en honor al Comandante Fidel Castro, en honor al Comandante Hugo Chávez Frías, y aquellos que lucharon como el compañero Omar Torrijos, como nuestros héroes y mártires”, valoró.

OEA instrumento del imperialismo

La diputada del FSLN mencionó que se debe trabajar en fortalecer las correlaciones de fuerza, pero también desde cada escenario, espacio; denunciar el rol de la OEA que ha sido un instrumento del imperialismo.

“Un instrumento que ha permitido intervenciones militares, que ha permitido injerencias y que permite y promueve sanciones y golpes suaves, sanciones que con el caso de nuestra Nicaragua, de Cuba y de la República Bolivariana de Venezuela, no nos van amedrentar, no vamos a renunciar, ningún tipo de agresión va a detener el proceso de Cuba, de Nicaragua y de Venezuela, expresó con aplomo.

Dijo que los pueblos tienen gobierno y dignidad, gobiernos que están trabajando y velando por la restitución de los derechos de los pueblos.

“Debemos de avanzar con el multilateralismo, reconocer nuestra diversidad y debemos de seguir construyendo esa correlación de fuerza con grandes principios como la solidaridad, la unidad, porque en esta continua lucha debemos de seguir unidos marchando hacia la liberación de nuestra América, hacia la construcción de ese espacio de la CELAC; un espacio donde verdaderamente se respeten los valores de la independencia, de la soberanía, de cada pueblo, de cada nación”, resaltó.

Agradeció a los embajadores y embajadoras, así como personalidades que han sido parte del proceso de la construcción del conversatorio.

“Debemos de enterrar a la OEA, debemos construir nuestra propia organización y ya lo tenemos la CELAC; entonces, en nombre del Comandante Daniel, la Compañera Rosario, el pueblo de Nicaragua, ese pueblo combativo que está de fiesta cívica, preparándose para ese voto el 7 de noviembre”, destacó.

Alentó que se debe seguir con la campaña en las redes sociales, espacios alternativos, seguir denunciando lo vergonzoso que es la OEA.

“Segur denunciado las sanciones, que como bien lo decían los compañeros Bolivarianos, agreden a nuestro pueblo, dañan la paz, dañan la dignidad de nuestros pueblos. Agradecemos, continuamos la lucha, venceremos, porque no pudieron ni podrán, Dios les bendiga”, concluyó la diputada Espinales.

Rol de la OEA desde la Guerra Fría

El sociológo Aníbal Garzón, del Reino Unido de España, y que también es ensayistas, experto en estudios internacionales sobre América Latina entre otros cargos y especialidades, expresó que lo primero que hay que tener en cuenta es cómo nació la OEA, en 1948, en la Guerra Fría y su política anticomunista e imperialista de ese mundo bipolar.

“Por lo tanto, no ha perdido esa esencia, y por lo tanto, a ha sido en todo momento desde el 48, hasta el 2021, una estructura dominada desde Washington con el carácter imperialista, anticomunista y contra la soberanía de los pueblos; el ejemplo más claro que tenemos es justamente la expulsión en 1962, de Cuba”, recordó.

Dijo que el aparato imperialista de Estados Unidos como lo es la OEA, es justamente el norte contra el sur, “los intereses del imperio en contra de los países del sur de América Latina”.

Refirió que el funcionamiento actual de la OEA, es propiciar un golpe suave con la comunicación, y de esa manera tratar de desestabilizar los gobiernos progresistas.

Por su parte, la compañera Martha Álvarez, de la Secretaría de Relaciones Exteriores Internacionales del Partido Comunista de la República de Argentina, mencionó que lo importante que tiene que quedar bien claro, es que la OEA fue creada para ser funcional a los intereses de sus creadores, los Estados Unidos.

“Nunca va a tener acciones a favor del pueblo Latinoaméricano, eso es lo que nosotros debemos de tener claro, porque históricamente han demostrado en cada caso que siempre se oponen a nosotros, o sea, Latinoamérica. Es el caso de Cuba, Nicaragua, los golpes de estados que ha intentado la CIA con Estados Unidos en la década de los 70 y 80”, expresó.

Sugirió que se tiene que profundizar en el fortalecimiento de la CELAC y de alguna institución similar.

“Mando un saludo a todo el pueblo nicaragüense y al gobierno de Daniel y de Rosario, nosotros acá en Argentina formamos una agrupación una plataforma de solidaridad con Nicaragua, que está representada por varias organizaciones sociales y políticas”, comentó.

Uno de los personajes de Argentina, y que participó en el conversatorio, comentó que el trabajo de la OEA, también fue vergonzoso en Bolivia, pues no quería la reelección de Evo Morales.

Agregó que en Bolivia fue una actitud golpista, de tratar de desinformar, de actuar con un informe falso, y que de alguna forma el falso informe decía que la gente no quería la reelección de Evo Morales.