Dentro del mundo de los drones autónomos se han visto modelos excepcionales y otros no tanto. En este sentido, las empresas fabricantes de estos aparatos han generado una especie de competencia implícita por  ver  quién de ellas logra modificar este aparato, y que vuele a mayor velocidad a través de una pista de obstáculos.

Cabe destacar que a medida que un drone incrementa la velocidad en su desplazamiento este se vuelve más inestable, haciendo también que su aerodinámica se torne difícil de predecir, por ende, sea propenso a sufrir accidentes.

 Al lograr el objetivo que los drones autónomos adquieran mayor velocidad y agilidad, estos pueden tener potencial para ser usados en situaciones donde no se disponga de mucho tiempo para actuar como la búsqueda  de sobrevivientes  tras un desastre natural.

Tal parece que ese objetivo pudiera estar por alcanzarse gracias al esfuerzo de un grupo de ingenieros aeroespaciales de MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), que idearon un algoritmo capaz de orientar a los drones, además de encontrar la vía más rápida dentro de un entorno  con obstáculos y desplazarse a través de este sin estrellarse.

Para el desarrollo de este algoritmo se tomaron simulaciones de un drone volando por una pista de obstáculos virtual y se combinaron con datos obtenidos de experimentos de un aparato real, planeando por la misma pista en el plano real.

Posteriormente los investigadores comprobaron que al implementar su algoritmo, este incrementaba su velocidad hasta un 20% al atravesar una simple pista de obstáculos, mucho más  que un drone entrenado con algoritmo de planificación convencional.

Cabe destacar que durante la prueba hubo un punto donde el algoritmo hizo que el drone se mantuviera por detrás de un competidor, recudiendo la velocidad para hacerlo afrontar una curva complicada  o reservar su energía hasta el final para acelerar o adelantar a su rival.  

Este algoritmo se creó para utilizarlos en diferentes situaciones de riesgo, donde no haya accesibilidad para la búsqueda de sobrevivientes.