Diecinueve personas perdieron la vida en Nicaragua producto de accidentes de tránsito entre el 9 y el 15 de agosto, 8 más que en la semana anterior.

De acuerdo con la Comisionada General Vilma Reyes, jefa de la Dirección Nacional de Tránsito de la Policía Nacional “las víctimas (fueron) 13 conductores, 4 peatones y dos pasajeros. Las principales causas: 6 por estado de ebriedad, 3 por invasión de carril y 2 por exceso de velocidad”.

Destacó que en el 90% de los municipios no se registran víctimas fatales debido a estos incidentes.

Informó que en la semana ocurrieron 796 colisiones, durante las cuales sucedieron la cantidad de muertes registradas y a las que se le suman otros 32 lesionados, 24 menos que entre el 2 y el 8 de agosto pasado.

Reyes mencionó en este período (entre el 9 y el 15 de agosto) se impartieron seminarios de educación vial a más de 2 mil 800 personas, de ellos 1 mil 882 aspirantes a nuevos títulos y agregar categorías en licencias de conducir, 619 miembros de la comunidad educativa, entre docentes, estudiantes y padres de familia, 330 conductores de transporte particular, público, motorizados, moto-taxis y tricicleros.

“La Policía Nacional continúa desarrollando planes de seguridad vial a nivel nacional, seguridad escolar, regulación del tránsito en carreteras urbanas y rurales, cobertura a las actividades tradicionales, fiestas patronales e hípicas, plan integral de transporte público, en coordinación con el MTI, IRTRAMMA y los gobiernos municipales, realizamos control de documentación a las unidades de transporte, pruebas de alcoholemia e inspeccione mecánicas”, detalló entre algunas de las acciones realizadas en la temporada.

Reyes también recordó las recomendaciones para salvar vidas:

· Si toma, no conduzca

· Respetar límites de velocidad y señales de tránsito

· Revisar estado mecánico de vehículo

· Uso de cinturón de seguridad

· Caminar con prudencia y responsabilidad (peatones)

· Uso de casco de protección y chalecos refractivos (ciclistas y motociclistas)

· Prestar especial atención en la vía pública en el período de lluvia; circular con las luces encendidas, disminuir velocidad, máxima precaución, evitar transitar por zonas de alto riesgo, evitar cruzar puentes inundados o cauces con fuertes corrientes.