Lágrimas de San Lorenzo o Las Perseidas son nombres con los que se conoce al fenómeno que nos brinda la astronomía año tras año en las noches estivales. Se estima que una media de 100 meteoros surcaran el firmamento cada hora. No obstante, la lluvia de estrellas será más intensa durante las noches de los días 12 y 13 de agosto.

¿Por qué 'Las Perseidas'?

El nombre de Las Perseidas se debe a que las estrellas fugaces parecen llegar desde un punto en el que precisamente se encuentra la constelación de Perseo. Es en estas fechas cuando nuestro planeta, año tras año, cruza la órbita del cometa Swift Tuttle, que tiene un periodo de 133 años y que pasó cerca del Sol en 1992, por última vez.

En el encuentro, el cometa deja tras de sí una serie de partículas de polvo de diferentes tamaños; éstas entran en la atmósfera terrestre a una muy alta velocidad y es así como se crean las estrellas fugaces o meteoros.
La lluvia comienza en sí el 17 de julio y termina el 24 de agosto. Se trata de la lluvia de estrellas más observada en el hemisferio norte.

¿Por qué 'Lágrimas de San Lorenzo'?

Durante la Edad Media y el Renacimiento el fenómeno de Las Perseidas ocurría la noche que era recordado el santo.

El día de San Lorenzo es el 10 de agosto y la lluvia de estrellas se asocia a las lágrimas que brotaron de sus ojos cuando fue quemado en la hoguera.

Buenos sitios para observar 'Las Perseidas'

El mejor sitio para observar el firmamento es aquel que esté lejos de cualquier centro urbano, foco de contaminación lumínica, y que tenga el entorno despejado de edificios, árboles...

No obstante, los aficionados a la astronomía organizan actividades para observar el fenómeno, compartirlo y dar explicaciones a los menos duchos en la materia.

¿Qué llevar cuando vamos a ver la lluvia?

La mejor manera de ver las Lagrimas de San Lorenzo es sin ningún tipo de dispositivo especial, es decir, a simple vista.

No obstante, si se quiere profundizar en el mundo de los astros y su observación no vendrá mal un mapa celeste para ayudar a localizar la constelación de Perseo.

Fotografiar Las Perseidas

Para inmortalizar las estrellas es muy importante la siguiente serie de consejos: que el cielo esté despejado, llevar un trípode y un disparador remoto (para no mover la cámara); además es importante que la cámara permita el disparo en modo bulbo, o manual.

Asimismo, teniendo en cuenta que van a ser unas cuantas horas mirando a través del objetivo, haciendo pruebas... es imprescindible llevar suficientes baterías y que estén bien cargadas.