De exitoso fue valorado y calificado el Plan de seguridad implementado por la Policía Nacional en las festividades en honor a Santo Domingo de Guzmán este 1 de agosto, dado que se garantizó las familias nicaragüenses y promesantes, que se desbordaron en la celebración de la procesión y el hípico, lo hicieran con mucho orden y tranquilidad.

“Pudimos garantizar la bajada de Santo Domingo desde la salida del templo de Las Sierritas de Managua hasta su llegada a la Iglesia Santo Domingo de Managua, donde estuvieron miles de feligreses, promesantes y la Policía Nacional mantuvo un dispositivo que permitió que únicamente hubieran algunas situaciones de alteraciones al orden, solo se registran cuatro accidentes de tránsito, dos con personas lesionadas y dos con daños materiales, en el perímetro que nosotros teníamos establecido”, explicó el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de la División de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

El jefe policial aseguró que la bajada del santo se realizó como estaba previsto y planificado garantizando la seguridad de cada uno de los participantes en la festividad.

Añadió que se detuvo de manera preventiva a 24 personas, que posteriormente fueron dejadas en libertad, se ocuparon dos armas de fuego por violentar el comunicado, tres armas blancas y una llave tipo ganzúa.

En lo que respecta al hípico, Borge detalló que también fueron detenidas a 10 personas, pero que en lo general se puede destacar las facilidades y seguridad en la que se pudieron movilizar los caballistas y las carrozas durante el desfile que partió del Puerto Salvador Allende y culminó en las cercanías de la rotonda El Periodista.

“Garantizamos el momento previo, el momento del desfile y el momento posterior del desmontaje con la menor afectación posible a la circulación vehicular. Y en este caso no tenemos nosotros problemas que reportar, solamente diez personas con algunas faltas menores”, dijo Borge.

El comisionado mayor Borge, recordó a las familias nicaragüenses que participan en el hípico que no deben acercarse donde van desfilando los caballistas, dado que se presentaron algunos incidentes y por otro lado informó que dos menores fueron extraviados, los que posteriormente fueron encontrados y entregados a sus padres.

“Podemos asegurar que las familias nicaragüenses, que los turistas que nos visitaron en ambas actividades (procesión e hípico), lo hicieron con mucha seguridad, con mucha tranquilidad, con mucho orden. Es importante reconocer aquí que se asumió, por parte de la gente, las recomendaciones, las prohibiciones y las regulaciones de la Policía Nacional”, sostuvo.