Existen en el mundo más de dos millones de islas, dato variable ya que las ínsulas nacen y desaparecen con facilidad. Pero ¿qué tendrá la palabra isla, que nos evoca un pensamiento de ensueño? Arenas blancas, aguas cristalinas, amaneceres y atardeceres infinitos, frutos exóticos y un sinfín de lugares con los que soñamos conocer. Gracias a las experiencias y recomendaciones reales de miles de usuarios de la comunidad de minube hoy las tenemos un poco más cerca. En la lista “Islas para perderse en el mundo” descubrirás desde la Isla del Encanto hasta el archipiélago de las Mulatas. ¡Esperamos lo disfrutes!

Isla del Maíz, Nicaragua. A unos 70 kilómetros al este de la costa atlántica de Nicaragua en el Mar Caribe. La Isla del Maíz está rodeada de hermosas playas de arena blanca y aguas color turquesa, y cuenta con lugares increíbles para los amantes del buceo y snorkel con una visibilidad bajo el agua de hasta 75 metros en algunas zonas. Llena de exóticos árboles frutales, en el siglo XVII, fue refugio de piratas y corsarios, y un número incalculable de naufragios y tesoros se encuentran todavía dispersos a lo largo de la costa. Aunque el español es la lengua oficial en toda Nicaragua, el inglés criollo es el idioma más hablado.

Isla de Vieques, en Puerto Rico. La más pequeña de las Antillas Mayores es conocida comúnmente como la Isla del Encanto, y junto a ella encontramos otras islas como Culebra, Mona y nuestra protagonista de hoy: Vieques .Según Naxos, es famosa por tener en su costa una de las bahías de bioluminiscencia más importantes del mundo, un fenómeno natural producido por una elevada concentración de un tipo especial de plancton que genera luz por medios químicos. El resultado es absolutamente surrealista, casi como si alguien estuviera lanzando fuegos artificiales bajo el agua. Recomendable hacer una visita nocturna en kayak.

Isla Mujeres, México. La isla forma parte del estado de Quintana Roo y se encuentra a tan sólo 13 km de Cancún. Su nombre procede de la época prehispánica, pues la isla estaba consagrada a Ixchel, diosa maya de la Luna, el amor y la fertilidad, la cual recibía ofrendas con formas femeninas que los creyentes depositaban en sus playas. Isla Mujeres es sin duda una visita obligada para los viajeros a los que les gusta la autenticidad, sencillez y calidez de México.

Isla Providencia, Colombia . Playas vírgenes, montañas, selvas y aguas cristalinas, eso y mucho más es Providencia. Se accede a ella desde la Isla de San Andrés, a través de un vuelo en avión de hélice que dura unos 45 minutos, o bien por barco, en una travesía que dura aproximadamente un día. Tanto el buceo como el snorkel son un must ya que te maravillarán los arrecifes de coral, la riqueza de su flora y fauna marina.

Isla San Blás-Kuna Yala, Panamá.Conocida también como el archipiélago de las Mulatas, forma parte de un conjunto de 365 pequeñas islas (una para cada día del año) frente a la costa norte de Istmo, al este del canal de Panamá. Famosa por sus arenas blancas, aguas claras, arte decorativo y su fascinante cultura Kuna, todas estás características hacen de San Blás un lugar único y lleno de color.

Ilha do Mel (Isla de la Miel), Brasil . Ubicada en el sudeste brasileño, en la bahía de Paranaguá, estado de Paraná. Conocida como la Isla del Almirante Mehl, quien se dedicaba a la apicultura. El acceso a la Ilha do Mel se puede hacer a través del Balneario Pontal do Sul donde se encuentra la terminal de embarque marítimo donde son registrados los visitantes y venden los pasajes para visitar la isla. La travesía dura unos treinta minutos.

Los Roques, Venezuela . Declarado Parque Natural desde 1972 se encuentra ubicado al norte de Venezuela. A tan sólo 30 minutos en avión desde Caracas o una fabulosa travesía en barco. Desde el aire quedarás maravillado con el contraste de azules de sus aguas. Una vez en tierra las posibilidades se podrás escoger cualquiera de los cayos donde pasar el día (o el fin de semana) ¿Qué se puede hacer en Los Roques? Además de lo típico en una playa, como tomar el sol, pasear, etc., se tiene la posibilidad de adoptar o apadrinar una tortuga, practicar buceo, snorkel, windsurf, pescar y comer exquisitas langostas y pescados.

El Charco Azul-La Palma, Islas Canarias, España. Ubicada en el archipiélago Canario, desde el 2002 toda la isla es Reserva de la Biosfera por la Unesco. La Palma, como el resto de Islas Canarias, es de origen volcánico. Situado en San Andrés y Sauces, El Charco Azul es una de las piscinas naturales con más encanto de las Islas Canarias. Según nos cuenta Superxenni, se trata de un conjunto de piscinas de agua salada, cuya agua se renueva con el oleaje que golpea dentro de ellas. Descárgate la guía de viaje gratuita para celular en minube.

Isla Saona, República Dominicana. Pertenece a la provincia de Altagracia, adyacente al Parque Nacional de Este. Isla Saona fue originalmente llamada Adamanay por los indígenas taínos, y alberga espectaculares arrecifes coralinos, lagunas costeras, gran diversidad de aves y especies de reptiles, y también interesantes yacimientos arqueológicos y cuevas utilizadas por los antiguos habitantes. Puedes llegar a través de excursiones que salen desde Punta Cana y una vez allí no te querrás marchar, ¡las estrellas de mar son maravillosas!

Isla Damas, Coquimbo, Chile. Isla Damas, en Coquimbo se encuentra en aguas del Pacifico, y pertenece a la Reserva Nacional Pingüinos de Humboldt. Debe su nombre a una curiosa formación rocosa, similar al perfil de una mujer recostada contra la isla. Solo se puede acceder por barco y tiene una pequeña zona para acampar y disfrutar de sus aguas color esmeralda, fina arena blanca, delfines y todo el buceo o snorkel que quieras realizar.