Monseñor Eddy Montenegro, Prelado de Honor de su Santidad Juan Pablo II, durante los actos oficiales del 34 aniversario de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua, reconoció de valioso el trabajo de los miembros de esta institución, que siempre están cuando la Patria los necesita.

Ante la presencia del Jefe Supremo del Ejército de Nicaraguam, Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, el Jefe del Ejército General Julio César Avilés Castillo, de otros mandos militares e invitados de todos los poderes del Estado, Montenegro felicitó a esta dependencia militar por sus 34 años de haber sido fundada un 31 de julio de 1979, a pocos días de ocurrido el triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

“Como todos los años dirigimos nuestras súplicas al Altísimo para que derrame su bendición descendente sobre cada uno de los miembros de este cuerpo del Ejército, la Fuerza Aérea”, dijo Montenegro.

Agregó que los nicaragüenses reconocen el trabajo encomiable que prestan al país, sobre todo en los momentos de aflicción y de dolor, como el ocurrido en junio pasado cuando jefes militares perecieron en una tragedia aérea que enluto a las Fuerzas Armadas y al país entero.

“Cuando la Patria los necesita ahí los vemos sobrevolando los cielos de la patria, a ustedes hermanos y hermanas de la Fuerza Aérea de Nicaragua. Pero en esta tarde y en este aniversario dirigimos nuestras súplicas también por los recientes acontecimientos que enlutaron a la Patria y que hoy aquí frente a los hermanos caídos en el cumplimiento de su trabajo, de su deber, los encomendamos al Señor (Dios)”, agregó Montenegro al realizar una oración por las víctimas del accidente aéreo.

El prelado de honor de su Santidad Juan Pablo II, finalmente instó a los familiares a tener fortaleza ante los momentos de dolor que viven, instando a apoyarse en Dios con oraciones permanentes.