La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, calificó como un encuentro de mucho provecho la XII Cumbre de Presidentes del ALBA, realizada este martes en Ecuador, y en la cual el comandante Daniel Ortega estuvo representando al pueblo nicaragüense.

“Tuvimos el privilegio de acompañar a nuestro presidente el día de ayer en las distintas reuniones, los distintos momentos de la XII Cumbre del ALBA, primera reunión cumbre de mandatarios que se realiza después del tránsito a la inmortalidad del Comandante-Presidente Chávez”, explicó Rosario a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades.

La compañera indicó que los mandatarios luego del acto de inauguración, decidieron pasar a reuniones internas.

“La Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, el ALBA, llevaba 16 meses sin reunirse. Era importante que sostuvieron encuentros privados, que intercambiaran, que pudieron exponer las distintas experiencias de sus gobiernos, de sus pueblos”, señaló.

“Recordemos que los gobiernos y los pueblos que integramos esta alianza única de hermandad, de complementariedad, de solidaridad son los gobiernos y pueblos que llevamos exitosamente los procesos de restitución de derechos en educación, en salud, la Misión Milagro, los programas de atención a nuestros hermanos con discapacidad, (que) en Nicaragua se llama Todos con Voz, en cada país tiene nombres distintos; en fin, las viviendas, los caminos, todo lo que representa restitución de derechos”, añadió.

Rosario aseguró que estos intercambios son muy importantes ya que permiten ver cómo se desarrollan los programas económicos, los programas sociales y los procesos de restitución de derechos en los países que confirman este bloque regional, al cual se ha incorporado como miembro pleno la isla de Santa Lucía.

La Compañera aseguró que estos son momentos en que el ALBA retoma el funcionamiento de todos sus mecanismos con inmensos desafíos y tareas.

“Fue intensa la agenda”, dijo Rosario, quien destacó la gran cantidad de reuniones efectuadas durante la jornada para luego concluir en una declaración final.

“Nuestro comandante Daniel considera que fue una reunión de mucho provecho para retomar todos los mecanismos del ALBA en lo social, en lo económico, el relanzamiento de nuestra hermandad en, por supuesto, el plano político, como entendemos los pueblos evolucionarios la política, que tiene que responder al Bien Común, sentar posiciones de principios, de ética partiendo de este legado extraordinario que tenemos en Nuestramérica de nuestros próceres, del valor, del coraje de nuestro pueblo; y sobre todo de la formidable identidad cultural que tenemos en Nuestramérica, identidad diversa, identidad cultural, nuestra cultura, nuestra manera de ser, nuestra manera de ver el mundo y nuestra manera de luchar para alcanzar las metas que nos hemos propuesto: vivir sin pobreza, erradicar la miseria y sentirnos cada uno de nosotros dignos los ciudadanos, las ciudadanas con dignidad, con nuestro potencial elevado, nuestro potencial, nuestra capacidad, nuestra inteligencia asumida para desarrollar plenamente todas las tareas del poder, porque el poder está en manos de los pueblos”, indicó.

En este sentido, recordó que de manera paralela se estuvo efectuando en Ecuador un encuentro de Movimientos Sociales, donde también asistieron los mandatarios del ALBA, al cual no pudo asistir el comandante Daniel por tener una agenda que cumplir aquí en Nicaragua.