Autoridades y comerciantes del populoso mercado Oriental de Managua aseguran que están preparados con un plan contingente y medidas de reordenamiento para prevenir un siniestro de gran magnitud como el que ocurrió hace cinco años, a la vez que agradecieron el apoyo que les brindó el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, minutos después del voraz incendio que destruyó más de 800 tramos y afectó a unas 1,552 personas, las cuales quedaron prácticamente “en la calle”, como se dice popularmente.

Los comerciantes calificaron como muy positiva e invaluable la solidaridad demostrada por el mandatario nicaragüense y la compañera Rosario, al llegar al propio lugar del siniestro para conocer in situ de sus necesidades para luego extenderles una tabla de salvación, en condiciones súper favorables.

Augusto Rivera, gerente del Mercado Oriental de Managua, considera que en estos cinco años, se han hecho los mejores esfuerzos para cumplir las orientaciones del Presidente-Comandante Daniel y la compañera Rosario, en el sentido de que había que desplegar todos los medios posibles para que no volviera a ocurrir una situación similar en el futuro.

Daniel llegó en medio del humo y las llamas

“Minutos después, horas después, el comandante Daniel se reunió con las compañeras comerciantes del mercado, donde se les prestó a los dueños de los más de 800 tramos siniestrados, más de tres y medio millones de dólares, con tres años de plazo, seis meses de gracia y con el uno por ciento de interés, hermano, eso es prácticamente casi gratis. Realmente de cero interés podemos hablar, del uno por ciento de interés anual, eso es casi cero por ciento”, recordó Rivera.

“Después del incendio nos dimos a la tarea de hacer un plan contingente para enfrentar cualquier siniestro o incendio en el mercado y este plan lo hicimos en consenso con las compañeras comerciantes, las asociaciones, las instituciones que tienen que ver con la seguridad como es Sinapred, Ejército, Policía, bomberos, MInsa, ENACAL, todas esas instituciones nos involucramos para hacer un plan contingente; hoy contamos ya con él, para enfrentar cualquier emergencia que se pueda presentar”, dijo el gerente del más grande centro de comercio de la capital.

Se ha avanzado en plan contingente

Rivera resalta que a pesar de que se han hecho ingentes esfuerzos para organizar la defensa del Oriental ante los siniestros, aún falta por hacer. “Contamos con una brigada contra incendios, que en los últimos dos años ha sofocado más de sesenta conatos de incendios que se han dado en el mercado”, refiere.

“Y hemos electrificado prácticamente el 70 por ciento del mercado, ya ahora estamos en la zona del Gancho Caminos hacia el lago, a salir a la zona que le llamamos El Bolsón, de tal manera que pensamos que a mediados de este año ya tendremos por lo menos un 80 o 90 por ciento electrificado y esperamos el próximo año tener un 100 por ciento”, dijo.

Recordó que también han avanzado en erradicar los elementos o las condiciones que puedan propiciar un fuego de grandes dimensiones en las más de 120 manzanas en que se encuentra ubicado el Mercado Oriental.

“En los años del neoliberalismo prácticamente no había energía en el país, eran ocho, diez, hasta 12 horas de apagones, entonces eso hizo que en los mercados toda la gente comprara plantas eléctricas, porque no tenían energía, y eso fue lo que propicio que el incendio se propagara; porque para poder tener energía la gente contaba con plantas llenas de combustible y eso pasó a la historia”, destacó Rivera.

Prohibido mantener plantas a gas

“Hoy, en consenso también con los mismos comerciantes hemos prohibido encender plantas a gas ni de otro tipo; cuando no haya energía por los trabajos que se andan haciendo, los comerciantes no pueden encender plantas para evitar cualquier incendio que se pueda dar”, sentenció.

Por su parte, Martha Lorena Calderón, dueña de tramo y una de las afectadas por el siniestro de hace cinco años, reitera su agradecimiento al Presidente Daniel y a la compañera Rosario, así como a los trabajadores de diversas instituciones de Gobierno que los han apoyado para salir adelante tras la tragedia que, gracias a Dios, no causó víctimas, indicó la comerciante.

“Cinco años han pasado, realmente miramos hacia atrás, y la verdad que solo con la Misericordia de Dios hemos salidos adelante, hemos pasado cinco años muy agónicos, muy duros, porque no es lo mismo caerte joven, que caerte mayor, las heridas son mayores”, reflexiona Martha Lorena.

“En algunos momentos sí tuvimos fracasos, pero no problemas como el incendio que tuvimos!”, exclama.

“Ese incendio fue algo que prácticamente nos dejó en la calle y sin embargo siempre surgen los milagros y a las cuatro de la mañana vino alguien a vernos a ver como estábamos y en las condiciones en que nos encontrábamos; y nos trajo una voz de aliento y fue el comandante Daniel Ortega, y él dijo: No se preocupen, yo voy a ayudarles, yo voy a apoyarlos y sí nos apoyó”, indicó.

“Lo más hermoso de todo esto es ver con el paso del tiempo y con la incomodidad que la gente trabajó, la gente de CARUNA es increíble, mis respetos para ellos, trabajaron increíblemente, si tú quieres en la calle nos recibieron y en la calle nos resolvieron”, recordó sobre los trámites rápidos que se realizaron aún con el olor a humo y casi en los escombros de sus negocios.

Neoliberales nunca se ensuciaron zapatos por el pueblo

“Fijate que fuimos 1,552 afectados, 1,552 préstamos por supuesto, imagínate y lo más hermoso de todo esto fue la voluntad que ellos tuvieron para con nosotros, que otros gobernantes no lo habían hecho nunca”, expresó Martha Lorena, como si reviviera en el tiempo lo que le tocó vivir.

En torno a la actitud indiferente y de desprecio demostrada por los gobiernos neoliberales ante los desastres que han afectado a la población, la comerciante, comentó: “Han pasado catástrofes y no recuerdo haberlos visto (a los representantes de los gobiernos neoliberales) que se ensuciaran los zapatos; pero el Comandante Daniel no es ese, y el comandante Ortega es del pueblo y aquí lo tuvimos en el momento que lo necesitábamos!”.

Martha Lorena señaló que han recibido múltiples orientaciones y capacitaciones para evitar los incendios “pero la obediencia es poca, esa es la verdad de la situación”.

“Orientaciones han venido múltiples, pero la mejor voluntad la ha tenido el SINAPRED, los bomberos, el Ejército, la Policía, incluso COMMEMA ha trabajado contra la voluntad de los mismos comerciantes, quienes nos estamos dando la inseguridad nosotros mismos, los comerciantes. Porque aún con lo que ha pasado como que no ha habido conciencia, y si tu miras hoy por hoy, las calles están saturadas, no hay vías de penetración al mercado”.

Señaló que la solicitud de hidrantes para el mercado es otra demanda que no ha sido resuelta e insistió que se necesitan esos aparatos para enfrentar con más eficacia las llamas.

Préstamos fueron simbólicos y abrieron nuevas esperanzas

“Ha habido conatos de incendios y que es lo que hemos hecho, hemos aprendido a manejar los extinguidores de mano”, indicó.

Sobre el apoyo financiero que recibieron del Gobierno del Presidente Daniel Ortega, la comerciante dijo: “Le llamamos préstamos, pero fue algo simbólico como que tú y yo digamos pongamos una palabra de caballeros, era simbólico, y el apoyo que se nos dio fue muy grande y el que no supo honrar ese préstamo de cinco mil dólares, prácticamente lo lamento por mis compañeros, pero fueron pocos inteligentes, el pagar en tiempo y forma te abría las puertas para optar a otro préstamo, sobre todo en todo ese tiempo no cobraron intereses y si vos venis y te pones a sacar ves que fue simbólico, simplemente por el amor y el cariño que se tenía en ese momento a las necesidades nuestras”, concluyó.

(Con la colaboración del periodista Luis Padilla, de Radio Sandino).