Un techo digno y con ello el inicio de una nueva vida con mas seguridad y tranquilidad se ha hecho posible para 400 familias del municipio de Tipitapa, a quienes el Gobierno Sandinista les restituyó sus derechos con la entrega del Plan Techo.

Estas familias por sus escasos recursos económicos nunca habían podido cambiar las viejas láminas de zinc del techo de sus viviendas, de allí que el Gobierno unió sus fuerzas y voluntades con la Promotoría Solidaria, la Alcaldía municipal y los Gabinetes de la Familia, la Comunidad y la Vida para darle respuesta a esta necesidad.

“Estas laminitas de zinc son una bendición de Dios y una gran ayuda del comandante Daniel que está velando por todos los pobres”, dijo Enógenes del Carmen González, una ancianita de 83 años.

Es importante destacar que cada familia protagonista de este programa solidario recibe 10 láminas de zinc y dos libras de clavos.

De acuerdo a la señora Ada Sobalvarro, durante muchos años ella y sus hijos han tenido que soportar las inclemencias del tiempo por no contar con un techo en buen estado.

“El techo esta puro hoyos y el agua se pasa, pero ahora voy a cambiarlo. Yo quiero agradecerle a Daniel y a Rosario porque es por ellos que voy a vivir mejor ahora”, aseguró.

La señora Blanca Azucena Ochoa, calificó como una ocasión de festejo y celebración el día que le dijeron que el gobierno le daría sus láminas de zinc.

“Para mi fue una alegría cuando me dijeron que que me iban a dar mi Plan Techo. Yo me siento feliz. Esto hay que celebrarlo porque tenemos un gobierno que se preocupa por los que somos más pobres”, indicó.

Según el secretario político municipal, compañero Luis Antonio Hernández, en Tipitapa el gobierno le ha llevado el Plan Techo a 7 mil familias.