La fumigación no se detiene y menos en época de lluvia donde los focos vectoriales pueden incrementar, por esta razón, las brigadas de salud acudieron al barrio Salomón Moreno, en el distrito V de Managua, para rociar unas 405 viviendas.

La doctora Martha Patricia Rodríguez, epidemióloga del Centro de Salud Carlos Rugama, explicó que el objetivo de este trabajo que se realiza sin descanso todos los días, es matar a los mosquitos que causan enfermedades como el dengue, zika y chikungunya.

“Le pedimos a los pobladores que nos ayuden a matar al mosquito tapando los barriles de agua para que no pongan huevos los zancudos, eliminen trastes que no necesitan tener agua para que no se reproduzca el mosquito”, explicó Rodríguez.

FUMIGAR

La destrucción, eliminación y neutralización de los criaderos de mosquitos evitará que se sigan reproduciendo, pero solo se puede lograr con el apoyo de la población que debe mantener el aseo en sus hogares y eliminar todo lo que no se use en los patios y en la casa.

“El habitante debe realizar la limpieza total en su casa. El dengue es una enfermedad mortal, la persona se puede descompensar muy rápido y hasta llegar a la muerte”, aclaró la especialista.

La pobladora Mirna Espinales junto a su esposo al ver a los fumigadores dieron el ejemplo con la responsabilidad compartida iniciando a limpiar el patio de su casa.

FUMIGARb

“Es excelente que vengan a fumigar porque los zancudos se han alborotado. Nosotros todas las mañanas limpiamos el patio como puede ver no solo la reunimos sino que la echamos a un saco y esperamos al camión de la basura porque es nuestra responsabilidad nuestra salud, pero lamentablemente no todos lo ven así e incluso se molestan que vengan a fumigar”, comentó.