La casi permanente actividad de las autoridades de salud, de las instituciones de gobierno como el Ejército, la Policía, los Gabinetes de Familia, Comunidad y Vida, la Promotoría Solidaria y estudiantes de enfermería, bajo la orientación del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, dio como resultado que el municipio de Catarina tenga el más bajo índice de infestación de dengue en todo el departamento de Masaya.

La información la dio a conocer la doctora María Isabel Cajina, directora del Centro de Salud de Catarina, quien manifestó que las charlas en la sala de espera y en las acciones de abatización en las casas han dado resultado en la colaboración de las familias del municipio en el combate contra el mosquito aedes aegypti, transmisor del dengue.

Destacó la doctora que “las charlas y las acciones para destruir los criaderos de zancudos han mostrado que la solución para combatir el dengue está en nuestras manos, destruyendo cada depósito de agua capaz de servir de criadero del mosquito, que tiene como costumbre vivir en agua limpia".

En ese sentido reiteró que se debe cepillar semanalmente todos los depósitos que contengan agua, hay que mantener el abate, por lo tanto la solución contra la enfermedad del dengue está manos de las familias de Catarina.

Agregó la compañera Cajina que no se debe esperar a que se produzca el primero muerto en Catarina para reaccionar, sino que ya se está haciendo, dado que el dengue puede matar y en ese sentido agregó que ya se lleva la quinta jornada de abatización en la que han participado los gabinetes de la familia, salud y vida, los policías, la Promotoría Solidaria, los brigadistas y los estudiantes de enfermería.

Equipos de abatización salen a diario

Entre tanto Alberto Rivas, responsable de los trabajadores de la unidad contra enfermedad de trasmisión vectorial del MINSA, explicó que se está saliendo a diario a los barrios, echando el abate en una bolsita para depositarla en las pilas o en los barriles.

Por otra parte manifestó que “en Catarina tenemos muchos viveros donde se almacena bastante agua porque hay que regarlos, pero además hay peceras y se ha logrado que los dueños de viveros no le echen comida a los pececitos para que estos se coman las larvas de los zancudos y eso ha dado buen resultado”.

Por su lado, María Estebana Sánchez explicó que el programa de abatización en Catarina es importante porque está ayudando a evitar enfermedades como el dengue que afecta principalmente a los niños y ancianos.

Entre tanto Maribel Cortés explicó que las recomendaciones dadas por el MINSA han sido muy importantes porque ha hecho que la mayoría de las familias mantengan limpios sus barriles donde depositan agua.