El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, instó a los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), a fortalecer la cooperación económica superior dentro de este organismo para garantizar los derechos de los pueblos como educación de calidad y salud pública gratuita.

Estas declaraciones fueron ofrecidas durante la rueda de prensa de presidentes en la XII Cumbre del ALBA que se realizó en Guayaquil (centro) de Ecuador. Desde allí el mandatario venezolano insistió en que los países de este organismo integracionista son territorios donde deben estar garantizados los derechos de los pueblos.

Por ello, Maduro sugirió que se haga un reimpulso especial a todos los planes en el campo de salud, educación, cultura, alimentación, ambiente, entre otros.

Adelantó que parte de las decisiones que fueron tomadas en el encuentro, fue configurar una comisión de carácter presidencial para designar delegados especiales con el objetivo de sistematizar todas las propuestas en el campo económico, en función de avanzar en una Zona Económica Común y de desarrollo compartido, complementario, solidario y respetando las asimetrías.

“Hemos ratificado la necesidad de tener este bloque de integración integral, de lo económico, social y político”, dijo el dignatario venezolano, al tiempo que calificó como una jornada exitosa la primera cumbre realizada después del fallecimiento del Comandante Hugo Chávez en territorio ecuatoriano.

Recordó que la idea del líder bolivariano y de los países fundadores fue crear una alternativa regional. “Esta propuesta levantó el espíritu de lucha de los indígenas, clase obrera, movimientos universitarios y juveniles. El ALBA va hacia el encuentro de los pueblos sociales. Pueblos de lucha. Ahora tendremos encuentros con campesinos, estudiantes, obreros, movimientos de los barrios, porque a ellos nos debemos”, dijo el jefe de Estado venezolano.