Los participantes de la Cumbre de Movimientos Sociales que se lleva a cabo en Ecuador, respaldaron este lunes de manera unánime el trabajo de integración hecho por los países de América Latina; destacando la solidaridad que se genera desde los pueblos frente a las crisis de la región.

En este sentido el jefe del Departamento de Relaciones Internacionales de la Central de Trabajadores de Cuba, Ernesto Freire, informó que la cumbre busca generar propuestas que sirvan para reforzar la integración regional y se efectúa como antesala a lo que será la XII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Nos integramos de forma solidaria, apuntó Freire, y ese es otro de los punto a debatir aquí y será tema de diálogo por parte de los presidentes que se reúnen el martes para la cumbre del ALBA.

La Cumbre Social sesionará en paneles y talleres durante este lunes y martes en la ciudad de Guayaquil. Para el cierre de este debate social tienen prevista una movilización de unas 10 mil personas para marchar hasta el Coliseo de los Paladines para encontrarse con los presidentes de los países del ALBA y entregarles una declaración de la Cumbre de los Movimientos Sociales.

Buscar la unidad en la diversidad será una de las propuestas para debatir en ambos espacios de concertación política, aseguró el dirigente.

Freire destacó, que varios de los médicos cubanos cooperantes en Ecuador se integran a la delegación cubana a la Cumbre de Movimientos Sociales, los cuales representan uno de los aportes más significativos de la isla al ALBA en materia de salud.

Resaltó el líder sindical cubano la importancia de estas propuestas para la construcción de las políticas sociales que diseñan los presidentes que integran el bloque regional.

Por su parte Llanisca Lugo, quien representa en este encuentro social de Guayaquil, al Centro Martin Lhuter King Jr, de Cuba, aseguró que discutir sobre las mujeres en la ruta del ALBA, los recursos naturales, la revolución agraria y la soberanía de los pueblos es un paso más en la construcción de mecanismos del ALBA.

Asimismo, dijo que es necesario se encuentre un camino desde los movimientos para hacer propuestas de índole social para el control popular, lo cual consideró necesario para fortalecer la integración.

Será este, añadió, un espacio para conversar con otros representantes de los pueblos sobre cómo enfrentarse al capital y al neoliberalismo, pues hoy vemos los intentos del imperio por frenar los procesos progresistas de la región.