La co-administradora de Britney Spears, Jodi Montgomery, criticó al padre de la cantante, Jamie por intentar culparla de las reglas restrictivas impuestas a la estrella de 39 años.

El equipo legal de Montgomery declaró que es irónico que su padre quiera que la tutela refleje los deseos de Spears, ya que no es ningún secreto que Britney desee que su padre salga de su vida.

Montgomery también presentó, en otro punto de la presentación legal, que el padre de la cantante ha utilizado más de USD 2 millones de la fortuna de Spears, para financiar su defensa legal para seguir liderando un patrimonio valorado en 60 millones de dólares.

El 23 de junio, Britney se presentó a la corte por primera vez para poner fin con la tutela impuesta en 2008.

“No estoy feliz, no puedo dormir. Estoy tan enojada y deprimida. Lloro todos los días”, declaró la cantante a la jueza Brenda Penny.

La cantante confesó que la tutela es abusiva y denunció que fue medicada en contra de su voluntad y que tiene estrictamente prohibido tener más hijos.

En su intervención Montgomery desmintió que Spears tome decisiones sin la aprobación de Jamie, como él dice, además todas las que implican el uso de sus fondos pasan primero por él.

 “No se pueden realizar gastos sin pasar por el señor Spears”, señaló en el documento judicial, y añadió: “No todos los gastos solicitados han sido aprobados, lo que ha generado algunas de las preocupaciones planteadas por la Sra Spears el 23 de junio de 2021”.

Según la revista People, Montgomery presentó una petición para un tutor designado por un tribunal para satisfacer de la mejor forma los intereses del tutelado, parque asista a Britney en la elección de su abogado sin necesidad de someterse a una evaluación médica.

Actualmente Britney es pareja del actor y modelo Sam Asghari, quien en distintas ocasiones se manifestó contra la tutela y el día de la udiencia subió a instagram una foto con el hashtag #FreeBritney.