Con más de veinte años de tradición, las ‘Vacas Culonas’ se preparan para salir a las calles del Barrio San José Oriental, este 31 de julio a partir de las 2:00 de la tarde, un día antes que el patrono de los capitalinos, Santo Domingo de Guzmán, inicia su peregrinación de Las Sierritas hacia Managua.

Desde la casa de Roger García -conocido popularmente como Chocola-, las familias de este histórico barrio, arman las estructuras de las Vacas Culonas, mismas que tienen como particularidad un forro de esponja (que emula un trasero grande), una falda de tela floreada de vivos colores, y un par de ‘cachos’, todo ello montado en un aro de hierro, que solo puede ser posible cargar con unos tirantes que van afianzados al hombro.

Roger cuenta que los tradicionales bailes de las Vacas Culonas iniciaron hace una veintena de años, siendo idea de las mismas familias nicaragüenses que para entonces recién celebraban el victorioso triunfo de la Revolución Popular Sandinista, cuyo espíritu de alegría también se vive en los festejos a Santo Domingo.

“Recuerdo que fue la ‘Radio Omega’ quien nos financió todo el vestuario, y nos dio a conocer ante toda Managua; luego se sumaron otros compañeros del barrio a patrocinar, como la Farmacia Gurdián, el Autolote Diriangén y la Funeraria Santo Domingo”, detalló.

El tradicionalista asegura que las Vacas Culonas nacieron con la primera etapa de la revolución, y hoy la tradición continúa tan alegre e intacta con la fe que caracteriza a los managuas, y con el apoyo decidido del Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

“Lo que quiere nuestro Gobierno Sandinista es preservar estas tradiciones, y por eso nos están apoyando; porque sin el financiamiento de la Alcaldía de Managua no podríamos realizar estas fiestas, porque se gasta en bailes, en música, en vestuario; es mucho el gasto”, señaló.

Roger sostuvo que todas las personas que bailan la Vaca Culona son promesantes de corazón, por lo que hay unos que siguen bailando desde que se fundó esta tradición en el Barrio San José Oriental.

“Desde chiquito mi mamá me llevaba a todas las fiestas religiosas de Nicaragua, y de ahí me nació esto de armar las vacas ayudado por mi familia y por la misma gente del barrio. Cuando empezamos, queríamos mantener la tradición, y queríamos hacer algo nuevo, y como la alegría de la gente nos daba mucha simpatía, quisimos hacer este baile para siempre”, comentó entre risas.

Cristian Peña Jarquín tiene 18 años de participar con su traje de Vaca Culona, su sombrero típico de Masaya, en las populares fiestas de Minguito, e indicó que lo único que le piden los devotos a Dios es salud para poder continuar bailando.

“Esta es mi devoción. Y siempre como Vaca Culona voy a la bajada, a la subida y al Santo Entierro. Uno verdaderamente se emociona, se alegra por estas tradiciones, por lo que espero que las demás generaciones sigan con estas tradiciones, que no se olviden de Santo Domingo porque siempre hay un Dios que nos acompaña”, expresó.

El 31 de julio, las Vacas Culonas bailarán partiendo de la Farmacia Gurdián en el Barrio San José Oriental, y las fiestas contarán con la alegre participación de los Chicheros ‘Bad Boys de Tipitapa’. Luego de la procesión, como es costumbre, soltarán a los toros en las calles, y se volverá a vivir la alegría popular de estos festejos en honor a Minguito, santo patrono de los capitalinos.