Luego de su arribo la noche del domingo al aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, el mandatario iraní iniciará desde el mediodía su encuentro con su homólogo venezolano en compañía de una delegación de aproximadamente 100 personas.

Dentro de ese nutrido grupo destacan los ministros de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehi; de Comercio, Industria y Minas, Mehdi Gazanfari; Energía, Majid Namju, y Economía, Seyed Shamsedin Hoseini.

Tal como lo informó Chávez en su programa dominical, Aló Presidente, la jornada de trabajo abarcará “todo el día, revisando convenios de cooperación”.

Se espera que también se suscriban acuerdos  en el área turística, comercial, científica, energética, ambiental, industrial,  automotriz y en el  sector de la vivienda, donde la nación islámica tiene una gran participación, de acuerdo con lo informado por la corresponsal de teleSUR en Caracas, Rosa Colmenares.

Venezuela y la República Islámica de Irán tienen un intercambio comercial que ronda los cinco mil millones de dólares, así como convenios para establecer en tierras venezolanas fábricas de cemento, satélites, alimentos, tractores y bicicletas.

La última visita de Ahmadinejad fue en noviembre de 2009, cuando ambas naciones firmaron 68 proyectos de cooperación bilateral en materia de agricultura, industria, comercio y energía.

En ese entonces también fue inaugurado el Fondo Único Binacional Irán-Venezuela, para estimular la producción e inversión entre ambas naciones.

La visita de Ahmadinejad forma parte de una gira que inicia  por América Latina, cuyo motivo principal es la toma de posesión de su homólogo Nicaraguense, Daniel Ortega, reelecto para un nuevo mandato en las elecciones de noviembre 2011.

Posteriormente viajará a Cuba y Ecuador, donde se reunirá con los líderes de esos países.

“Nuestras relaciones con los países de América latina son muy buenas y se desarrollan. La cultura de los pueblos de esa región y sus exigencias históricas se asemejan a las demandas del pueblo iraní”, expresó Ahmadinejad poco antes de partir desde Teherán, según reportó la Agencia de Noticias Iraní (Irna).