La Directora de la Policía Nacional, Primer Comisionada Aminta Granera, manifestó que los resultados obtenidos, cuando se juntan los esfuerzos, demuestra que los presidentes y las naciones centroamericanas están avanzando en el camino correcto, en cuanto a buscar estrategias comunes que permitan frenar el avance del narcotráfico internacional y el crimen organizado.

“Cada vez no estamos dando cuenta de que solos no podemos hacerlo. Nuestros presidentes (mandatarios centroamericanos) están al frente y están dándonos el ejemplo porque se están reuniendo constantemente y la agenda que están discutiendo en las distintas cumbres, es la seguridad y esto es una muestra de cómo está dando resultados la estrategia regional de seguridad”, afirmó Granera.

La Jefa Policial brindó detalles de la “Operación Dominó” iniciada en nuestro país y que involucró a fuerzas policiales de Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Esta operación dejó la captura de 55 miembros de una red de traficantes de droga y la incautación de más de dos mil kilos de cocaína. Producto de este trabajo combinado  también se decomisó un millón de dólares, 1.700 dosis de crack y 20 vehículos.

“Efectivamente realizamos una operación en la región, Panamá, Costa Rica y Nicaragua, la inició Nicaragua y por eso no hicimos demasiada publicidad para no afectar el resultado de la operación en los otros dos países, fue la Operación Dominó”, dijo Granera.

En Nicaragua se capturaron 17 personas, entre estos un ciudadano costarricense que era el enlace de la red que transportaba droga desde Colombia hacia México.

Granera señaló que en nuestro país se incautaron 750 kilos de cocaína en la ciudad de Granada, posteriormente brindaron información a Panamá, cuyas fuerzas policiales también lograron resultados positivos y finalizaron en Costa Rica.

Los detalles de la Operación Dominó fue dado a conocer por Granera, después de haber recibido una donación de equipos valorada en dos millones de córdobas, por parte del Instituto Nicaragüense para la Promoción del Consumo Responsable (Inprocre) en la que están involucradas dos empresas productoras de bebidas alcohólicas.