Los habitantes del barrio Grenada, distrito V de Managua, fueron los protagonistas este fin de semana de la Feria de la Economía Familiar, a través de la cual el Gobierno Sandinista garantiza a las familias nicaragüenses productos de primera necesidad a precios solidarios.

En la feria participaron 36 comerciantes de las ramas agroindustria, artesanías, granos básicos, frutas y hortalizas y textil vestuario.

La población contó también con atención médica, actividades recreativas y de una jornada barrio saludable.

El señor Jorge Ortiz, poblador de este barrio capitalino catalogó como muy importante que el gobierno esté llevando este tipo de ferias hasta los barrios.

“A veces uno no tiene tiempo para ir al mercado y pues con esta feria uno puede comprar todo para la casa”, indicó.

Entre las cosas que más compraron los pobladores estuvieron los granos básicos y los productos perecederos.

“Los precios están accesibles. El arroz, los frijoles, están más bajos que en la venta (pulpería)”, dijo la señora Doris María López, quien también aprovechó para pasar consulta con la Brigada de Médicos Sandinistas.

Pero la feria no solo es de gran satisfacción para los compradores sino también para los pequeños comerciantes.

Una de estas fue María Teresa Ayerdis, quien llegó desde la comarca San Isidro de la Cruz Verde para vender frutas y hortalizas.

“Nosotros vendemos a precios favorables y logramos sacar la ganancia. Aquí nosotros tenemos rábanos, ayote, mamón, tomate, jocote y pues gracias a Dios a mí siempre me ha ido bien en la feria que organiza el gobierno”, aseguró.

De la misma comunidad llegó Manuela de Jesús Rayo. esta comerciante agradeció al gobierno la oportunidad que se les brinda a los pequeños comerciantes de poder llegar hasta los mismos hogares de los pobladores.

“Esta es una gran oportunidad que tenemos nosotros. Ya no es la gente la que viene a nosotros, somos nosotros los que venimos a ellos con nuestros productos”, indicó Rayo, quien ofreció a las familias limones, naranjas, huevos, sandías, mango y toda una gran variedad de productos de primera necesidad en los hogares nicaragüenses.