Como una bendición de Dios catalogan las familias del distrito I y VI de Managua los paquetes alimentarios que cada mes les envía el gobierno, como parte del trabajo de restitución de derechos orientado por el comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Cada paquete alimentario contiene arroz, azúcar, frijoles, avena, pastas y aceite vegetal, lo cual les sirve a las familias de escasos recursos como complemento a las necesidades básicas de sus hogares.

Uno de los sectores capitalinos donde se entregó este apoyo solidario, fue el barrio 380, del Distrito I. Allí la alegría de las familias se hizo manifiesta en el agradecimiento al Gobierno Sandinista.

“Yo me siento alegre, feliz por esto que ha hecho Daniel por mí. Yo ya soy viejita. Ya son 93 años, yo ya no puedo hacer nada. Me siento muy agradecida porque el Señor se acuerda de mi”, dijo la señora Juana Ampié.

Cabe señalar que los paquetes alimentarios son entregados a adultos mayores, madres de héroes y mártires y casos críticos de discapacidad.

Petrona del Carmen Aguilar, de 66 años y habitante también de este barrio, dijo que para personas de la tercera edad es bien difícil proporcionarse por sí mismas todo lo que necesitan.

“Las personas de la tercera edad necesitamos de ayuda. Dios le siga dando más fuerza (al gobierno) para que siga adelante”, expresó, esta señora a quien los Gabinetes de la Familia ya le han garantizado que el gobierno le reparará también el techo de su vivienda, el cual se encuentra deteriorado.

El señor Noe Aguirre, fue otro de los habitantes del barrio que vio restituido sus derechos con este paquete alimentario. Según explicó su condición de discapacitado no le permite trabajar y de allí lo importante de que el gobierno le brinde este apoyo solidario.