Viajar al espacio es el sueño de muchas personas, pero por el momento solo los astronautas han podido hacerlo realidad. Muy pronto, aquellos que puedan permitírselo también tendrán la posibilidad de cumplir su sueño gracias a Space Perspective, un ambicioso proyecto que busca iniciarse en el mercado del turismo espacial.

El proyecto está a cargo de PriestmanGoode, la famosa compañía de diseño londinense, y Space Perspective, con sede en Estados Unidos. PriestmanGoode se encargará de diseñar y fabricar tanto la cápsula como el globo, mientras que Space Perspective será la responsable de la operación.

El globo es de alto rendimiento, traslucido y lleno de hidrógeno. Por otro lado, la cápsula, bautizada como 'Neptune', tendrá capacidad para nueve personas, que son ocho pasajeros y el piloto, contará con grandes ventanas para una vista de 360 grados, y tendrá su propio bar, baño y WiFi para compartir todo en tiempo real.

 

La Neptune podrá subir al espacio gracias a un enorme globo lleno de hidrógeno, que tendrá una altura de 200 metros. Cada vuelo durará alrededor de seis horas y llevará a los viajeros hasta una altura de unos 30.000 metros, unas tres veces más de lo que vuelan los aviones comerciales. El descenso terminará con un amerizaje en el océano con ayuda de un paracaídas. La cápsula en la que viajarán los turistas se podrá reutilizar, pero el globo será nuevo en cada trayecto.

La cápsula Neptune no será sólo para pasajeros, Space Perspective también tiene en mente enviar cargas para investigaciones y proyectos privados. De hecho, estarán a la disposición de instituciones educativas y de investigación para realizar todo tipo de ideas novedosas.

Cabe señalar que la cápsula estará presurizada y debido a que se mantendrá en la estratosfera, los pasajeros no sentirán ingravidez total, pero sí algunas sensaciones especiales de este viaje, según sus responsables.

 

Space Perspective empezará las pruebas para el año que viene, y Exclusive Resorts planea efectuar el primer viaje con ocho tripulantes para finales de 2024.

La compañía de vacaciones privadas quiere llevar al espacio al menos a 40 miembros de su club exclusivo a un precio que aunque no ha sido confirmado, se estima que rondará los 125.000 dólares.