Unas 800 viviendas del barrio Benedicto Valverde fueron fumigadas por las brigadas del Ministerio de Salud para eliminar al zancudo adulto, que al picar a las personas causa enfermedades como dengue, zika y chikungunya.

La doctora Ekaterina Lanzas, directora del centro de salud Francisco Buitrago, explicó que un solo zancudo puede poner hasta 500 huevos, que en pocos días serán zancudos que pueden enfermar de manera grave a una persona.

“Estamos siempre en jornadas de fumigación de cara a la erradicación del vector adulto transmisor de enfermedades. Recordemos que estamos en periodo de invierno y hay acumulación de agua y eso nos hace propensos a que la zancuda ponga sus huevos”, comentó.

“Es importante recordarle a la población que nos permitan entrar a sus viviendas para eliminar criaderos, aplicar BTI y fumigar. Una vez que se aplica BTI se debe esperar de quince a veinte minutos para utilizar el agua. El BTI y la fumigación no son nocivos ni para aves, mamíferos, ni para personas”, agregó la doctora.

Una de las habitantes de la zona, comentó que el esfuerzo para erradicar al mosquito debe ser compartido.

Las enfermedades que da el zancudo no son un juego, año con año se muere mucha gente y es porque no asumimos nuestra responsabilidad. El trabajo de limpieza y fumigación no solo es del Minsa sino de nosotros que muchas veces nos volvemos cochinos y no limpiamos bien las casas y dejamos todo tirado y ahí empiezan las enfermedades”, dijo Gloria Arellano.