El Ing. Donald Espinoza, secretario general del MEM, explicó que este proyecto se desarrollo en el marco del Programa de Apoyo al Sector Eléctrico que viene ejecutando el Ministerio desde el año 2011 de cara a lograr la Normalización del Servicio Eléctrico en Barrios Desprotegidos, el cual ha llegado a diferentes barrios del Distrito III de Managua.

Indicó que en el barrio Bertilda Obregario los pobladores se encontraban sustrayendo energía directamente de forma ilegal de las redes de distribución, poniendo en riesgo los equipos eléctricos y la vida de sus familias, pero con el desarrollo de este proyecto se logró llevar el servicio de electrificación a 224 familias, un total de 1,530 pobladores con la instalación de 0.9 kilómetros de media tensión y 0.9 kilómetros de baja tensión, 4 transformadores, 42 luminarias para alumbrado público y redes internas de 210 viviendas que no tenían sistema eléctrico adecuado.

Explicó que la inversión del proyecto en el barrio Bertilda Obregario asciende a los 3 millones de córdobas llevando el beneficio directo a más de 200 familias habitantes de este barrio, un esfuerzo que está haciendo el gobierno para poder mejorar la calidad de vida de todos los nicaragüenses y que se realiza en toda la capital.

“Esperamos y creemos, y yo creo que la gente está consciente porque hemos venido trabajando con ellos, de que se haga uso eficiente de la energía que están recibiendo ahora en sus casas porque hemos hecho las instalaciones internas en las casas, hemos repartido bombillos eficientes y lo que pedimos es que hagan un buen uso de la electricidad”, comentó Espinoza.

Doña Xiomara Morazán Cruz detalló que este proyecto es una gran bendición para todo los pobladores, porque ahora están gozando de un servicio eléctrico constante y seguro que les permitirá tener electrodomésticos sin el riesgo de que los mismos se dañen por una mala conexión, además de que hoy gozan de mayor seguridad en el barrio y pueden circular tranquilamente por las noches, dado que el proyecto también incluyó la instalación de luminarias.

“Es bueno tener una energía eficiente y eficaz que ha venido a resolver los problemas no solo de este barrio, sino también de los demás barrios aledaños, es una gran obra y debemos estar satisfechos y contentos con todos los beneficios como pobladores que somos y el alumbrado eléctrico vino a resolver un problema que teníamos aquí desde hace 20 años, porque antes no se podía circular por las calles después de las 7 de la noche”, dijo Anselmo Ortiz Gaitán.