Una vez más las familias capitalinas visitaron la hermosa laguna de Xiloá para darse un refrescante chapuzón y admirar su belleza, además de recrearse previo al inicio de una nueva jornada de labores. 

El sitio brinda las condiciones de seguridad e higiene adecuadas, por eso, muchos de sus visitantes destinan el día domingo para frecuentarlo, además llevan sus alimentos, bebidas y todo lo necesario para su estadía. 

“Venimos todos los miembros de la iglesia Fuentes de Agua Viva, se realizaron bautizos y ahora nos quedamos disfrutando de este lugar, es una laguna limpia, hay muchas familias, además hay limpieza y no se paga para entrar”, expresó Daysi Rueda. 

XILOA

“Xiloá es un lugar cercano, nosotros vivimos a pocos kilómetros y para no estar encerrados en la casa, mejor nos venimos a chapucearnos, trajimos a los niños, ya almorzamos y todo relajado. Lo que me gusta de la laguna es que no se paga, te permiten traer tus sillas, la comida y nadie te anda molestando”, manifestó José Martínez.   

La laguna de Xiloá se ubica a 20 kilómetros del centro de la ciudad y su ingreso es completamente gratuito, cuenta con espacios para que las familias puedan disfrutar de un día de descanso y sobre todo el gobierno garantiza la seguridad dentro de sus instalaciones.