Este viernes, el país seguirá siendo afectado por un sistema de bajas presiones, proveniente del sector suroeste del Mar Caribe y que se desplazan a la parte centro y sur del país, provocando lluvias ligares y dispersas en parte del territorio nacional.

La lluvia será de naturaleza dispersa, y su intensidad ligera, de poca duración, alcanzando desde los 27 y 30 mm, sobre todo en la región del Caribe, aseguró Marcio Baca, Director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER).

Asimismo, dijo que los acumulados pudieran ser un poco menores hacia las partes centrales del territorio nacional, de manera particular, en las regiones del Pacífico.

“Hoy vamos a tener un día parcialmente nublado básicamente, predominantemente en todo lo que es la parte centro y sur del territorio nacional y presencia de lluvias. Estas lluvias van a estar, particularmente en las regiones autónomas del Atlántico”, precisó Baca.

Las lluvias, se irán desplazando junto con la nubosidad hacia la región central, llegando en horas de la tarde hacia la región del pacífico.

“No esperemos que sea lluvia abundante, es decir lluvias muy intensas. Van a ser lluvias dispersas, en términos de su distribución y en términos de intensidad podríamos estar hablando de lluvias ligeras; es decir, lluvias de corta duración, pero que van a estar permanentes en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte”, explicó.

La mayor cantidad de lluvia, se precipitará sobre la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) y una menor incidencia para las zonas de Bilwi, Puerto Cabezas y el Triángulo Minero en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

Sin embargo, la baja en la cantidad de lluvia en el país, han permitido que la cantidad de agua precipitada con anterioridad, lo que permite a los suelos tener una capacidad de retención, por lo que no se esperan incidencias que lamentar, expuso.