Cargada de mucha tradición dancística, los jinotepinos celebraron este 25 de julio a su santo patrono Santiago Apóstol con una solemne misa oficiada por el Arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes Solórzano, seguida de las demostraciones artísticas de niños, jóvenes y adultos, así como de una procesión que recorrió las calles de la ciudad.

“Para nosotros en América Latina, de manera especial para nosotros miembros de esta Arquidiócesis de Managua, celebrar al Apóstol Santiago es reafirmar que somos una Iglesia peregrina, que somos una Iglesia misionera”, expresó Monseñor Brenes durante la homilía dirigida a la feligresía católica.

El alto prelado de la Iglesia Católica nicaragüense destacó la misión emprendida por Santiago Apóstol en ese caminar de fe e ir por el mundo anunciando la persona de Jesús, anunciando la alegría de ser hijos de Dios.

“Y qué hermoso poder celebrar esta fiesta cuando tenemos tan cercano a nosotros al Papa Francisco, que acompaña a la Iglesia en América Latina y El Caribe, presente ante nuestros jóvenes y con ese lema de “Id por el mundo, anunciar el evangelio”. Y no hay duda que estas palabras de Jesús llegaron a la mente del Apóstol (Santiago) y desde su mente llegó hasta el corazón como un terreno fértil y ahí en el corazón se fue engrandeciendo ese mandato del Señor, ir por el mundo anunciar el evangelio”, agregó el Arzobispo de Managua.

Añadió que en el departamento de Carazo se tiene muy cercana la identidad de ser misioneros, a través de la presencia de imágenes como San Marcos, San Sebastián y Santiago, apóstoles que han impregnado a Carazo de esa actitud misionera ‘Ir por el mundo anunciando a la persona de Jesús’.

“No hay duda que la misión del Apóstol Santiago no es buscar adeptos para sí, el Santo Padre decía que el llamado que el Señor nos hace no es parte de un concurso, no es para buscar privilegios, no es para hacer una carrera, no es para tener una cantidad de discípulos a nuestros alrededor, no. Es el gran testimonio del Apóstol, ganar hombres para Cristo. ‘Los haré pescadores de hombre, vayan por el mundo y anuncien el evangelio”, esa es la misión”, insistió Monseñor Brenes.

Finalmente, afirmó que al celebrar a Santiago Apóstol no podemos negarnos a Jesús y que al contrario hay que ser corresponsables en la labor evangelizadora, imitando al apóstol, porque un verdadero devoto de Santiago tiene que ser su imitador e imitar a Santiago es anunciar a Jesús y llevar a muchos hombres y mujeres a ese encuentro con Jesús.

“Hoy al celebrar esta Eucaristía, este servidor como el pastor en esta arquidiócesis, como el padre, como el amigo, como el hermano mayor junto a ustedes, junto a nuestros sacerdotes venimos como peregrinos a los pies del Apóstol, pero venimos también con una intensión, que al igual que a través del testimonio de nuestras vidas, a través de la coherencia de nuestras vidas, muchos hombres y mujeres puedan ir al encuentro del Señor”, dijo.

Fieles asisten a celebraciones para pagar promesas y pedís favores a Santiago Apóstol

A estas festividades dedicadas a Santiago Apóstol, miles de feligreses acuden al templo para pagar promesas y para hacer peticiones por la salud de algún familiar o para que les ayuden con sus cultivos y para encaminar sus vidas por la senda de Jesús.

Pilar Cerda García aseguró que asiste cada año a las celebraciones dedicadas a Santiago Apóstol, porque ella es una fiel devota y cree en la imagen de este santo de quien ha recibido muchos milagros.

“Bastantes milagros me ha hecho Santiaguito, por eso siempre participo en las fiestas y vengo cada año a rezarle y a pedirle por la salud de mi familia”, comentó doña Modesta Alvarado Hernández.

Miguel Tardencilla acude a la celebración de la Santa Misa cada 25 de julio para agradecer al patrono de Jinotepe por todos los milagros recibidos. “Yo vengo cada años a rezarle, porque lo que le he pedido a Santiaguito él me lo ha concedido y eso nunca lo olvidaré”.

“Ando en la misa viendo a Santiaguito y pidiéndole a Dios que me ayude en con mis cosechas, que me ayude a salir adelante con la producción y que cuide a mi familia”, dijo doña Vicente Narváez.