James Hetfiled en voz y guitarra; Kirk Hammet en la guitarra principal, Cliff Burton en bajo y Lars Ulrich en batería, cuatro veinteañeros provenientes del Bay Area de San Francisco, California, son los responsables de uno de los discos más importantes para el metal: el iconoclasta debut de Metallica "Kill 'Em All" lanzado hace 30 años.

"Te mostró una nueva manera de hacer rock pesado. Es un nuevo concepto de lo que es metal incorporando sonidos más hardcore y más speed que dan un sonido único para de la época. Refrescó la escena y estableció las pautas del estilo de ahí más. Para los que estábamos comenzando a tocar música en esos tiempos fue como la 'pata en la raja' para seguir adelante", dice Rodrigo "Pera" Cuadra, vocalista de la legendaria banda nacional Dorso.

Editado por Megaforce Records el 25 de julio de 1983 , el álbum es considerado como el primero del thrash metal. Con canciones aceleradas al máximo, baterías punzantes y veloces al igual que sus riff, el demoledor sonido de las canciones dieron un vuelco violento a lo que hasta ese entonces se conocía como rock pesado.

"Mi primera aproximación a ese disco fue cuando tenía 12 años, por allá por 1988 aproximadamente. Básicamente escuché en primera instancia el tema 'Metal Militia' y -hasta ese entonces lo más rápido o pesado que había escuchado era Judas Priest- literalmente me voló la cabeza. Nunca hasta ese entonces había escuchado algo así. Rápido, muy salvaje y con unos solos de guitarra a toda velocidad", señala Matias Leonicio , vocalista de Nuclear, una de las bandas chilenas de metal más aclamadas de la actualidad.

El vocalista Claudio Carrasco de Poema Arcanvs, grupo chileno de doom metal, formada en 1990, sostiene que la placa "abrió fronteras, permitiendo a todos aquellos que necesitaban rock más duro y que estaban cansados del glam y el pop, saciar sus necesidades completamente...Un compendio de riffs memorables y veloces".

'Hit The lights', 'Metal Militia', 'Whiplash', 'Jump in the Fire', 'Seek & Destroy'y 'The Four Horsemen', son algunas de las composiciones que marcaron un antes y un después en la manera de abordar las canciones del estilo y que mantienen a Kill 'Em All como uno de los mejores debuts discográficos de todos los tiempos.