Muchas familias no dudaron este domingo en escapar del calor que se apodera de la capital y optaron por pasar una tarde fresca en las piscinas de Xilonem.

El sitio turístico, popular por su accesibilidad y opciones económicas, es un espacio rescatado por el Gobierno sandinista y orientando para el disfrute en familia.

Incluso para los que no se sumergen en el agua, resulta ser el lugar adecuado gracias las cabañas y los frondosos árboles que rebajan drásticamente la agobiante temperatura.

Fue el caso de la abuelita María Galo, que disfrutó junto a su esposo un almuerzo mientras sus sobrinos hacían lo propio en las albercas.

"Está muy bueno, está tremendo, está barata la entrada, me habían recomendado una piscina y valía 100 córdobas y aquí cuesta 20 córdobas la entrada y la comida miro que hay lugares ahí populares para comprar comida, pienso yo que con 50 córdobas puede comer y pues está tremendo", dijo.

Efectivamente, el cálculo de doña María fue confirmado por Maribel Fuentes, una de las propietarias de los kioscos ubicados en la entrada.

"Aquí tenemos el más caro a 90 córdobas que viene siendo el servicio de pollo asado, pero de ahí los precios van para abajo, como el servicio de pollo rostizado con papas que le sale a 50 córdobas, accesible todo para no se queden si probar algo", dijo

Como esta, muchas ofertas turísticas han sido puestas al servicio de las familias nicaragüenses para restituir su derecho a gozar a plenitud de la paz y la tranquilidad que se vive en Nicaragua.