El clima de Paz que se vive en Nicaragua, donde los sectores económicos, políticos y sociales conforman una alianza de país para afianzar el desarrollo, es uno de los elementos fundamentales que impulsa el crecimiento económico del país.

En declaraciones a los medios del Poder de las Familias y Comunidades, el economista Orlando Núñez, señaló que el crecimiento económico, que la CEPAL proyecta es del 5% para Nicaragua, también se sustenta en otros factores como la implementación de buenas políticas económicas, el crecimiento de las inversiones públicas y el impacto de los programas sociales.

Según Núñez, la Paz ha permitió que Nicaragua haya dejado de ser un país polarizado políticamente. Por el contrario, “se ha convertido en un país de reconciliación y unidad nacional. Ese es el clima al que apuntan los economistas y los líderes políticos, y lo tenemos en Nicaragua como nunca lo hemos tenido”, comentó.

“Por eso el comandante Daniel Ortega insiste mucho en la Paz. La Paz no es sólo la ausencia de guerra, sino la eliminación de la polarización, la eliminación de un país dividido. Nicaragua ha alcanzado la unidad nacional, hay una hegemonía del proyecto Sandinista que es nacionalista, patriota, porque cobija a todos los sectores”, agregó.

Núñez también explicó que las políticas económicas implementadas por el gobierno han tenido impacto en el crecimiento económico del país.

“Nicaragua se ha caracterizado por ser el país que más ha diversificado sus mercados externos. Si no tenés mercaos externos vos te hundís, que es lo que le pasa a Europa. Nicaragua desde que llegó el comandante Daniel Ortega se ocupo de diversificar los mercados”, expuso el economista.

Otro facto de importancia son las inversiones públicas que en Nicaragua que han tenido un repunte en los últimos años. Núñez afirmó que la construcción de infraestructura, carreteras y puentes, como en la electrificación rural y urbana que impulsa el Gobierno Sandinista, “son los dos ejes de la acumulación de un despegue económico”.

Asimismo, Núñez valoró el impacto de los programas sociales, como Usura Cero, Hambre Cero, Bono Solidario, que le entregan a la población mayor capacidad de compra, estimulan el comercio interno. Esos programas, apuntó Núñez, “aumentan la capacidad de compra de los consumidores y eso repercute en dinamizar la demanda y el comercio”.

Redistribución de la riqueza también ha mejorado

Orlando Núñez, destacado economista, advirtió que además de que Nicaragua esté punteando en los índices económicos de crecimiento, también ha logrado redistribuir mejor la riqueza.

“Un país puede mejorar la distribución de la riqueza aunque no crezca, y puede mejorar la redistribución si crece. Yo creo que en Nicaragua tenemos las dos cosas. Tenemos una redistribución y tenemos un aumento del crecimiento”, explicó.

Núñez destacó la solidaridad del Alba y Petrocaribe, además de las remesas familiares, como elementos fundamentales para que el país alcance los mejores indicadores de la región.

El crecimiento “viene de inversiones en Nicaragua que muestran una confianza en el país, viene de las remesas familiares que muestran una gran solidaridad de los familiares, y viene del apoyo de Petrocaribe y el Alba que muestran también una gran solidaridad en América Latina. Las remesas familiares y los programas del Alba se dan en 20 países, pero Nicaragua es el país que más a aprovechado las inversiones extranjeras, la solidaridad de las remesas familiares y la solidaridad de Petrocaribe y del Alba”.

Nicaragua ostenta la cartera de inversiones más grande de América Latina

Finalmente Núñez, indicó que las perspectivas de crecimiento económico para Nicaragua son mucho mayores, puesto que el país tiene la cartera de proyectos más grande de la región.

“Subir el 5% es una hazaña de hoy en día en el mundo, ni América Latina, ni Europa, ni Estados Unidos tienen ese nivel de crecimiento. No es suficiente. Para eso se necesita el concurso de grandes inversiones, de una locomotora, como lo fue el algodón y el café, ahora necesitamos de una locomotora para arrastrar a la economía y dar saltos cualitativos en el crecimiento, más allá del 5% que ya es bastante”, explicó

“La cartera de inversiones de Nicaragua anda cercana a los 50 mil millones de dólares con todos los proyectos energéticos, el proyecto del canal... En esa cartera de proyectos, que sería la más grande de América Latina, tendríamos la posibilidad de subir este 5% de una manera progresiva que estamos haciendo nosotros”, afirmó.