El hato ganadero de Nicaragua se duplicó en los últimos 20 años, al tiempo que la productividad del rubro del 2001 al 2011 de 0.68 cabezas de ganado por manzana a 0.85, y posee ahora la ganadería más grande de América Central, sin embargo los ganaderos del país aspiran a elevar mucho más los resultados.

El planteamiento fue realizado por el directivo de la Comisión Nacional Ganadera (CONAGAN), Sergio Argüello, en el transcurso del IV Congreso Nacional de la Ganadería realizado en un hotel capitalino, entre el 24 y 25 de julio

De acuerdo con el directivo de CONAGAN, el cuarto congreso ganadero es una manera de obtener conocimientos que están impartidos por expertos brasileños, norteamericanos, colombianos y centroamericanos ayudarán a la ganadería nicaragüense a desarrollarse más.

Destacó que en los últimos 20 años la ganadería nicaragüense creció de dos millones de cabezas de ganado a cuatro millones, lo cual fue realizado en forma artesanal y en ese sentido comentó que los conocimientos impartidos en el congreso ayudarán a mejorar la ganadería nicaragüense, haciéndola más tecnificada.

En ese sentido dijo que también ha mejorado la productividad de la ganadería nacional, pero los ganaderos quieren pasar de tener menos de una res por manzana a tener dos o más por manzana, lo que haría que el país diera un salto cuantitativo y cualitativo en los resultados de su manejo ganadero.

Argüello destacó que la lechería nicaragüense está dando un aporte para la seguridad alimentaria de los niños y ancianos nicaragüense, además que está aportando producto para la exportación, alrededor de 100 millones de dólares en leche o queso anualmente.

La ganadería actualmente produce ganancias por exportación para el país por un total de más de 400 millones de dólares y eso se puede duplicar, tomando en cuenta que ya la ganadería nacional está en primer lugar a nivel centroamericano y de Panamá, cuando hace 20 años estaba en sexto lugar en el área.

Buscan mayor productividad de ganadería

Entre tanto el viceministro de recursos naturales y del ambiente, Roberto Araquistain manifestó que el sector tiene que ir aumentando en productividad para ayudar al país a ir saliendo de la pobreza.

Aseguró que para el objetivo de sacar al país de la pobreza es importante que se haga alianzas con los productores y haya una buena comunicación con este sector para que haya una ganadería más productiva y sostenible, lo cual ha sido orientado por el presidente Daniel Ortega.

Por su lado el director del programa de ganadería del INTA, Luis Urbina Abaunza, destacó la necesidad de extender tecnologías amigables con el medio ambiente en materia de ganadería, lo que contribuya a elevar la productividad de las fincas y reducir todos los problemas que se le achacan a este sector.

Entre ese tipo de tecnologías mencionó los sistemas silvo pastoriles, la implementación de cercas vivas, árboles en potreros, el buen manejo de pasturas, los tipos de pasturas, tecnologías de alimentación del ganado en épocas secas y el manejo sanitario del sector sin que afecte al medio ambiente, ni deje rastros, en las carnes del ganado.