De acuerdo al padre Joselito Ramírez Varela, director del Hogar Zacarías Guerra, estos niñ@s recibirán una atención educativa integral, que incluye escuela, educación técnica y deportes, bajo un sistema semiinterno.

Explicó que este es un proyecto educativo que forma parte del Programa Amor, que muy acertadamente ha venido impulsando el Gobierno Sandinista del comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, a través del Ministerio de la Familia.

Estos menores fueron recibidos en un ambiente de alegría, piñatas, payasos y por el cariño de los jóvenes educadores, que son dirigidos por el padre Joselito, un sacerdote originario de República Dominicana, pero con muchos años de residir en el país, donde se le quiere y estima mucho por sus grandes obras en beneficio de la juventud nicaragüense.

El padre Joselito explicó que este proyecto se lo presentó a la compañera Rosario Murillo, quien no dudo en remitirlo al Ministerio de la Familia, para que fuese apoyado por la institución, como parte del Programa Amor.

Explicó que uno de las primeras acciones fue sensibilizar a los padres de familia, para permitir que sus hijos pudieran acceder a nuevas oportunidades en el campo educativo y formar parte del proyecto.

Se espera que en los próximos días ingresen otro grupo de jovencitos para completar 50 niñ@s, los cuales estarían recibiendo una oportunidad para cambiar sus vidas, gracias al apoyo del Gobierno Sandinista.

La señora Sandra Vado, que vende bolsitas de agua helada en los semáforos de Unidad de Propósito, por ser el primer día llevo a su pequeño Jonathan Vado, para iniciar sus clases en el Hogar Zacarías Guerra, lugar que puede significar un gran cambio para el futuro de su muchacho.

“Esta es una buena oportunidad que le van a dar, porque aquí le van a enseñar muchas cosas para enfrentar la vida. Esto es una gran ayuda para las familias pobres y estoy muy gustosa de que mi hijo venga a estudiar”, citó doña Sandra.

Betania Peña, es otra madre contenta porque dos de sus nueve hijos, tendrá una nueva vida con la educación que recibirán en el Hogar Zacarías Guerra, pues en vez de permanecer solos sin hacer nada en su vivienda del Memorial Sandino, ahora podrán estudiar una de las carreras técnicas que brinda la institución.

“Soy madre de nueve hijos, no tengo ayuda de nadie y el problema que mis hijos permanecen solos mientras yo paso trabajando. Es muy bueno lo que está haciendo nuestro presidente Daniel con ayuda de su esposa doña Rosario, le agradezco por tomar en cuenta a mis hijos”, afirmó doña Betania.

Michael Cruz Blandón, de 13 años, es uno de los menores que ya forma parte del Programa Amor y del Hogar Zacarías Guerra, manifestando estar muy feliz de poder estudiar a tiempo completo, gracias al apoyo recibido por el gobierno.

“Me gustaba andar en la calle, pero ahora prefiero estar aquí porque aquí tenemos diversión, estudios, deporte y voy aprender un oficio”, aseveró Maycol, quien desea estudiar mecánica automotriz.

Actualmente el Hogar Zacarías Guerra atiende un poco más de 580 jóvenes, de los cuales un gran porcentaje son atendidos bajo la modalidad de seminternado y otro grupo importante reside en este centro.