Durante el acto de toma de posesión de la junta directiva entrante de la Unión Nacional de Estudiantes (UNEN) para el período 2013-2016, que se realizó este jueves, el presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), Telémaco Talavera destacó el importante papel que ha jugado la juventud a lo largo la historia del país.

La toma de posesión de la nueva junta directiva de la UNEN, encabezada por el compañero Isaac Bravo, fue realizada en el recinto universitario Simón Bolívar de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), con la presencia de la rectora Alta Hooker, de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragua, URACCAN, y Aldo Urbina de la Universidad Nacional de Ingeniería.

Bravo sustituye en el cargo como presidente de la UNEN al también estudiante, James Chamorro.

El compañero Talavera destacó el papel de muchos jóvenes que de las aulas universitarias salieron a engrosar las filas de la lucha revolucionaria y se convirtieron en dirigentes revolucionarios, como el comandante Daniel Ortega y el comandante Tomás Borge, entre otros.

Además agregó que la juventud fue clave en la defensa de la Revolución y en la defensa del tipo de universidad del pueblo y para el pueblo, modelo que quiso ser sustituido durante los 16 años de gobiernos neoliberales por otro que fuera elitista.

Nuevo papel del estudiantado universitario

Agregó el presidente del CNU que “Nicaragua se encuentra en un proceso profundo de transformación humana, estamos trabajando para restituir los derechos de los nicaragüenses con más calidez, hoy la educación superior y la juventud tienen que luchar por el desarrollo económico, social y ambiental, formándose como profesionales con compromiso social”.

Por su lado James Chamorro, presidente saliente de la Unión Nacional de Estudiantes (UNEN) al entregar la presidencia al también estudiante Isaac Bravo, destacó el papel que le ha tocado hacer al movimiento estudiantil en las luchas estudiantiles por el seis por ciento del presupuesto de la República para financiar la educación universitaria, además por el trabajo realizado por la juventud universitaria en las tareas revolucionarias.

A su vez el presidente entrante de la UNEN, Isaac Bravo, afirmó que el movimiento estudiantil inicia un nuevo ciclo para ir ayudando en la profundización de los cambios en la educación superior, de las conquistas revolucionarias, en el impulso del voluntariado y por mantener la gratuidad de la educación conquistada por la Revolución Sandinista.

Añadió que en la nueva etapa el estudiantado universitario no tiene que ir a defender el seis por ciento presupuestario para la educación universitaria, sino que tiene que trabajar contra el facilismo académico y por ser un facilitador mas de las transformaciones revolucionarias que impulsa el gobierno del comandante Daniel Ortega.