El modelo de salud comunitario nuevamente se hizo presente en la comunidad de Sabana Grande, donde sus pobladores recibieron a los brigadistas de fumigación y abatización que cumplen una labor fundamental en el combate contra el dengue, zika y chikungunya.

Una parte importante de los hogares de esta comunidad ubicada en el Distrito VII de Managua, fueron fumigadas y abatizadas por el ejército de trabajadores del Ministerio de Salud que todos los días se movilizan para vencer al temible zancudo, un ser diminuto, pero muy destructivo por las enfermedades que provoca.

"Estamos trabajando en dos etapas, primero vamos a aplicar el BTI y luego la fumigación para eliminar la fase adulta o el criadero de zancudos que tenemos en las casas. Y hacemos un llamado a la población que permita la entrada de los brigadistas de salud para aplicar el BTI o que fumiguen", dijo el doctor Benito Flores del Centro de Salud Villa Libertad.

Instó a la población a mantener limpios sus hogares y eliminar todos los criaderos donde se pueden reproducir los zancudos.

"Tenemos que cepillar las pilas al menos dos veces por semana para eliminar los huevecillos o la larva, mientras con la fumigación eliminamos la fase adulta del zancudo", añadió el doctor Flores.

Y mientras los brigadistas realizaban sus labores, las familias agradecían por cada acción que promueva salud.

"Agradecemos al gobierno porque es el único que se preocupa porque este todo bien con nuestra salud y que todo esté en orden, en mi casa mantenemos limpio, todos tenemos que cooperar porque es por nuestra salud, hay que limpiar las veces que sean necesarios", dijo Emma Ofelia García pobladora de Sabana Grande.