La feria Comic Con no sólo es un hervidero de noticias y anuncios, también lo es de rumores de todo tipo. La efervescencia que genera supera por mucho el sentido común y cada proyecto que se presenta tiene una resonancia enorme.

Por ello, la declaración previa del actor Zachary Quinto, quien afirmó que el director JJ Abrams estaba trabajando en la tercera parte de "Star Trek", disparó de inmediato el rumor de que se había bajado de "Star wars", lo que fue replicado por una buena cantidad de blogs y sitios especializados.

Quien fue más directo fue el sitio Badass Digest, quien informó que la serie de rumores sobrev la renuncia de Abrams al proyecto tenían asidero porque no se le ha permitido rodar más cerca de casa (se filmará en Inglaterra). El sitio aventuró que en vista de que "Star Trek 3" aún no tiene director, bien podría Abrams regresar, pero que todo se ratificará en un próximo evento de "Star Wars" que se realizará en Alemania, este fin de semana.

Esta información desató una ola de rumores, hast que fue la propia Lucasfilms quien publicó un comunicado de prensa donde desmentía el rumor de la renuncia. "No hay nada de cierto. Abrams está trabajando en el guión y esperando entrar a producción el próximo año", afirmó IGN recogiendo un informe del estudio. Más allá de los ires y decires, se supone que la próxima semana, cuando se realice en Europa el mencionado evento sobre el filme, se revelen novedades sobre el estado de avance.

Como si fuera poco, otro sitio especializado, Latino review, dijo que la semana pasada ejecutivos de Disney se habían reunido con las estrellas Ryan Gosling y Zac Efron, para ofrecerles participar del Episodio 7 de la saga, y donde se dijo que Gosling podría encarnar al hijo de Luke Skywalker. En la misma información, se dijo además que Leonardo DiCaprio, quien había tenido hace un tiempo un contacto, había desistido de participar por privilegiar la adaptación de la serie de televisión Robotech.

El episodio 7 de la saga creada por George Lucas, deberá llegar a los cines en 2015, y ya está confirmado que comenzará su rodaje a inicios del 2014 en los estudios Pinewood, de Gran Bretaña. Por ahora, los rumores seguirán alimentando la expectación de sus fans.