SECRETARÍA DE CAMBIO CLIMÁTICO DE LA PRESIDENCIA

(SCCP)
INFORME #4
NOTICIAS SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO
SEMANA DEL 7 DE JUNIO DEL 2021


Salvar a la naturaleza requiere invertir ocho billones de dólares

IPS, 27 mayo 2021

NAIROBI – La naturaleza necesita inversiones que alcanzan a 8.1 billones (millón de millones) de dólares en los próximos 30 años, lo que implica cuadruplicar los recursos destinados a enfrentar las crisis del clima, la biodiversidad y la degradación de la tierra, indicó un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) divulgado este jueves 27.

El documento “El estado de las finanzas de la naturaleza”, elaborado junto al Foro Económico Mundial y la Iniciativa sobre la Economía de la Degradación de la Tierra, sostiene que la inversión anual en soluciones basadas en la naturaleza debería promediar 536 mil millones de dólares anuales hasta 2050. Sin embargo, hasta 2018 solo se destinaban con ese fin 133 mil millones de dólares anuales, un monto que debería triplicarse para 2030 y cuadruplicarse hacia 2050.

Si no se hace, a mediados de siglo el presupuesto para la naturaleza acumulará un déficit de 4.1 billones de dólares y las crisis del clima, la biodiversidad y la degradación de la tierra habrán avanzado

inexorablemente, según el estudio difundido desde la sede del PNUMA en esta capital.

El informe subraya la necesidad de cerrar esa brecha financiera y reconstruir, luego de la pandemia COVID-19, con modelos más sostenibles, mediante cambios como eliminar subsidios a la agricultura que daña el ambiente y a los combustibles fósiles, así como con incentivos económicos para las energías limpias y las prácticas que beneficien a la naturaleza.

El informe destacó la necesidad de que las empresas y las instituciones financieras sean cada vez más parte de la solución, compartiendo riesgos y comprometiéndose a impulsar las finanzas y la inversión en soluciones basadas en la naturaleza de una manera ambiciosa.

CONSULTE AQUÍ LA FUENTE

Inicia la conferencia sobre el cambio climático de mayo-junio como preparación para la COP26

Noticias ONU Cambio Climático, 31 mayo 2021

Con el telón de fondo de una nueva advertencia internacional de que el mundo está peligrosamente cerca de superar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5ºC, los gobiernos han iniciado hoy tres semanas (del 31 de mayo al 17 de junio de 2021) de debates virtuales de los órganos subsidiarios, los que ofrecen a los gobiernos la oportunidad de avanzar en varias cuestiones técnicas pendientes que son clave para lograr el éxito en la COP26, aplicar el Acuerdo de París y, en última instancia, limitar las temperaturas globales a 1.5ºC.

La necesidad de avanzar urgentemente fue subrayada por una nueva evaluación, publicada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) la semana pasada, que indica que ahora hay alrededor de un 40 % de posibilidades de que la temperatura media anual mundial alcance la marca de 1.5ºC en al menos uno de los próximos cinco años. Superar este objetivo probablemente afectará a la seguridad alimentaria y provocará impactos climáticos más frecuentes y graves, como olas de calor, tormentas y aumento del nivel del mar.

“Este es el momento del liderazgo. Es el momento de tomar decisiones. Estas sesiones de mayo-junio deben maximizar los avances y limitar los retrasos. Son un hito fundamental para preparar el resultado ambicioso y equilibrado que necesitamos en Glasgow”, dijo Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático.

Entre los puntos clave a debatir se encuentran el cumplimiento de los compromisos previos a 2020, el apoyo a los países en desarrollo, la finalización de los detalles que permitirán a todos los países comunicar sus acciones climáticas de forma transparente en el marco del Acuerdo de París, la finalización de los detalles de cómo funcionarán los mecanismos de mercado y no mercado de carbono del Acuerdo y el aumento de la ambición tanto en la creación de resiliencia como en la reducción de emisiones.

 

Climate News Network, 01 junio 2021

Londres - A medida que aumentan las temperaturas, también lo hace el número de personas que mueren por insolación y otras afecciones de salud relacionadas con la temperatura. Y ahora los estadísticos pueden separar el peligro adicional generado por el calentamiento global: 1 de cada 3 muertes relacionadas con el calor ocurre ahora debido al uso derrochador de combustibles fósiles durante el último siglo.

El estrés adicional del calor causado enteramente por la acción humana ahora se cobra 172 vidas en Roma cada año, 189 en Atenas, 177 en Madrid e incluso 82 londinenses. Al otro lado del Atlántico, el gas de efecto invernadero adicional mata a 141 neoyorquinos anualmente y 136 en Santiago de Chile. En Bangkok, 146 mueren a causa del estrés por calor antropogénico; en Tokio, 156, y en Ciudad Ho Chi Minh, 137.

El calor extremo mata: puede hacerlo de al menos 27 formas diferentes. Los extremos de calor son un peligro de verano incluso en zonas de clima templado. Los promedios anuales pueden sugerir condiciones agradablemente cálidas, pero esa no es una guía confiable: los veranos siempre han llegado con el riesgo de un calor a veces mortal.

Un consorcio internacional de 68 investigadores informa en la revista Nature Climate Change que las lecturas diarias de temperatura y las tablas de mortalidad de 732 centros en 43 países revelaron lo que los crecientes niveles de mercurio impulsados por la actividad humana hasta ahora podrían hacer por la mortalidad y la morbilidad asociadas con el calor.

Es probable que los hallazgos sean conservadores: algunas regiones tropicales con el mayor riesgo de calor extremo y tasas muy altas de crecimiento de la población fueron excluidas porque las cifras de muertes diarias no estaban disponibles.

No es sorprendente que la proporción de muertes por calor extremo atribuible al cambio climático varió: del 20% a más del 75%, lo que genera un promedio del 37%, o una muerte de cada tres. Y estas muertes adicionales ocurrieron entre 1991 y 2018. Es decir, el cambio climático ya está cobrando vidas silenciosamente.

CONSULTE AQUÍ LA FUENTE

La participación de los pueblos indígenas y las comunidades locales es fundamental para abordar la crisis climática

Noticias ONU Cambio Climático, 03 junio 2021

El papel crucial de los pueblos indígenas y las comunidades locales en el logro de los objetivos del Acuerdo de Paris y la construcción de un mundo resiliente al clima se destacó hoy durante un evento de la Plataforma de Comunidades Locales y Pueblos Indígenas (LCIPP) en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático del mes de mayo-junio.
La Plataforma está diseñada para permitir que los pueblos indígenas y las comunidades locales en la primera línea del cambio climático compartan sus perspectivas únicas sobre la reducción de emisiones y la adaptación y construcción de resiliencia al cambio climático, otorgándoles así un papel activo en la configuración de la acción climática como parte de los procesos de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

En los comentarios de apertura del evento, la Secretaria Ejecutiva de Cambio Climático de la ONU, Patricia Espinosa, subrayó la importancia fundamental del trabajo de la comunidad LCIPP en el período previo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26 en Glasgow en noviembre: “Para que la COP26 sea declarada un éxito, el progreso trascendental de la LCIPP y la alianza histórica entre los pueblos indígenas, las comunidades locales y las Partes deben mantenerse y fortalecerse”. Más adelante la Jefa de Clima de la ONU, dijo: “Para rectificar nuestra relación con la naturaleza y cumplir con los objetivos climáticos de París, debemos unirnos y aprovechar el poder de los diversos sistemas de conocimiento”.

El Portal web de LCIPP marca la primera vez que los poseedores de conocimientos indígenas han trabajado con las Partes para diseñar un espacio en línea. El portal web reúne a los pueblos indígenas y los sistemas de conocimientos locales, eventos e información específica sobre los pueblos indígenas y las comunidades locales en el ámbito de la CMNUCC. El portal incorpora nuevas formas para que los contribuyentes se involucren directamente y participen en el trabajo de la plataforma, y mejoran el intercambio de conocimientos entre los pueblos indígenas y las comunidades locales que trabajan para abordar el cambio climático.

CONSULTE AQUÍ LA FUENTE

La ONU pide a los países que cumplan los compromisos para restaurar 1000 millones de hectáreas de tierras

PNUMA, 03 junio 2021.

Nairobi/Roma – Ante la triple amenaza del cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y la contaminación, el mundo debe cumplir su compromiso de restaurar al menos 1,000 millones de hectáreas de tierras degradadas en la próxima década, un área del tamaño de China, aproximadamente. Los países también deben sumar compromisos similares para los océanos, según un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lanzado junto con el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas 2021-2030.

El informe, Únete a la #GeneraciónRestauración: Restauración de ecosistemas para las personas, la naturaleza y el clima, destaca que la humanidad está utilizando alrededor de 1.6 veces la cantidad de servicios que la naturaleza puede proporcionar de manera sostenible. Eso significa que los esfuerzos de conservación por sí solos son insuficientes para evitar

el colapso de los ecosistemas y la pérdida de biodiversidad a gran escala. A nivel mundial, el costo de la restauración de la tierra, sin incluir la restauración de los ecosistemas marinos, se estima en al menos US$ 200 mil millones por año de hoy a 2030. El informe destaca que cada dólar que se invierte en restauración genera hasta US$ 30 en beneficios económicos.

Los ecosistemas que requieren una restauración urgente incluyen las tierras de cultivo, los bosques, los pastizales y sabanas, las montañas, las turberas, las zonas urbanas, las aguas dulces y los océanos. Las comunidades que viven en casi 2,000 millones de hectáreas de tierra degradadas incluyen algunas de las más pobres y marginadas del mundo.

La restauración de los ecosistemas es el proceso de detener y revertir la degradación, lo que resulta en aire y agua más limpios, mitigación de las condiciones climáticas extremas, una mejor salud humana y la recuperación de la biodiversidad, incluida una mejor polinización de las plantas. La restauración abarca una amplia gama de prácticas, desde la reforestación hasta el rehumedecimiento de las turberas y la rehabilitación del coral. Contribuye al logro de múltiples Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), incluidos los relacionados con la salud, el agua potable, la paz y la seguridad, y de los objetivos de las tres Convenciones de Río sobre el Clima, la Biodiversidad y la Desertificación.

La restauración, si se combina con acciones para detener la conversión de los ecosistemas naturales para otros usos, puede ayudar a evitar 60% de las extinciones de especies proyectadas actualmente. También puede ser muy eficiente para producir múltiples beneficios económicos, sociales y ecológicos al mismo tiempo; por ejemplo, la agrosilvicultura por sí sola tiene el potencial de aumentar la seguridad alimentaria de 1,300 millones de personas, mientras que las inversiones en agricultura, protección de manglares y gestión del agua ayudan a adaptarse al cambio climático, con beneficios alrededor de cuatro veces mayores que la inversión original.

La restauración debe involucrar a todas las partes interesadas, incluidos individuos, empresas, asociaciones y gobiernos. Fundamentalmente, debe respetar las necesidades y los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales, e incorporar sus conocimientos, experiencias y capacidades para garantizar que los planes de restauración se implementen y se mantengan.


“Bombardean” con semillas bosques de México para mitigar la deforestación y la sequía

EFEverde, 03 junio 2021

Desde el cielo, una organización mexicana en el occidental estado de Jalisco “bombardea” los bosques con más de 20,000 semillas nativas para contribuir a la reforestación y restauración de los ecosistemas naturales, por la temporada de incendios e intensa sequía que vive México.
Ayudados con avionetas dirigidas por cuatro pilotos voluntarios, los activistas de Earth Army lanzaron las llamadas “bombas de semillas” que irán a dar a alguna parte del bosque y germinarán con el agua del próximo temporal de lluvia que inicia a mediados de junio, explicó a EFEverde, Adán Nuñez, miembro de la organización.

“Es una de las formas menos agresivas con el medio ambiente para la reforestación, ya que mínimo el 18 % de las semillas lanzadas tienen éxito y normalmente con plantas que vienen de viveros menos de 4 % tienen éxito en programas de reforestación. La diferencia es grande y tiene muchas virtudes”, explicó en entrevista durante una de las acciones de diseminación.

La artillería consiste en miles de bolas hechas con la técnica creada por el biólogo Masanobu Fukuoka que mezcla tierra fértil, agua y arcilla en la que son introducidas una o varias semillas, según la especie de árbol que se quiera diseminar.

Las semillas son recolectadas de otras plantas en el sitio para evitar cambiar el tipo de flora y la dinámica natural que prevalece en el lugar a reforestar.

La mezcla se deja secar por unas horas para permitir que se endurezca y tenga el peso suficiente para resistir la caída a gran velocidad desde la avioneta y que las semillas se diseminen en una misma zona a espera el agua de lluvia.

Con el agua de lluvia, la arcilla y la tierra de la bomba se reblandecen y humedecen, un ambiente propicio para permitir que la semilla germine y se desarrolle por sí misma.

Además, lanzarlas desde el aire permite a los activistas llegar a los lugares remotos del bosque o el área natural y corroborar con claridad qué zonas necesitan ser reforestadas.

Hace unos meses la organización lanzó dos millones y medio de semillas en los bosques del sureste de Chiapas, aunque los resultados del trabajo que realizan no serán evidentes hasta dentro de un año.

CONSULTE AQUÍ LA FUENTE