El proceso de diálogo, la comprensión y la disposición del Gobierno para atender y responder a las demandas sociales de todos los sectores, son los elementos que a juicio de Porfirio García, representante de la Unión Nacional del Adulto Mayor (UNAM), coincidieron para que la pensión reducida de vejez fuera restituida por el Presidente Daniel Ortega.

García también destacó el papel fundamental que jugó la Comisión Nacional del Adulto Mayor, que se instaló para buscar solución a los problemas de los adultos mayores.

“En realidad a partir de que se estableció esta comisión para tratar toda la problemática de los adultos mayores y precisamente la pensión reducida de vejez, considero de que se ha dado respuesta porque ha estado sumamente interesada en encontrar los puntos que se pueden resolver, que se les puede dar respuesta y que además han sido demanda de los adultos mayores durante más de 5 años”, explicó García.

“En cuanto a los resultados (del diálogo) estamos muy satisfechos porque en corto tiempo se ha dado respuesta y al mismo tiempo hemos pasado de una situación donde no había ninguna posibilidad de que hubiese pensión reducida de vejez, (a una nueva) realidad en la que el Comandante Daniel, durante la concentración del 19 de julio, emitió el decreto y nosotros con ese decreto estamos sumamente satisfechos”, añadió.

García aseguró que además de que el gobierno esté garantizando la pensión reducida, se estará trabajando para ampliar la cobertura de otros beneficios sociales para todos los adultos mayores.

“A mi criterio todas estas cosas son parte de nuestras demandas, pero también quisiera afirmar que la lucha de los adultos mayores no finaliza ahí. Los adultos mayores tienen que continuar siempre buscando cómo mejorar su nivel de vida y además restituyendo muchos derechos que hacen falta”, comentó García.

“Entendemos que hemos entrado a un proceso y que no todo se resuelve de la noche a la mañana, pero estamos claros que en este proceso hemos tomado un camino muy positivo en el cual prevalece el diálogo, la comprensión y sobre todo la disposición de todos los que componemos esta comisión”, valoró.

El dirigente de la UNAM, recordó que la pensión reducida fue un derecho que se instituyó en 1982, durante la primera etapa de la Revolución Sandinista.

“Se aplicó durante 12 años y, lo hemos afirmado siempre, se aplicó en los años de guerra que era un tiempo sumamente difícil que no se puede comparar con los tiempos que estamos viviendo. La guerra nos provocó muchas limitaciones. Pero en el año 94, el artículo 56 del reglamento de la ley de pensión lo derogó el gobierno presidido por doña Violeta Barrios. Eso siempre lo hemos afirmado y lo hemos mantenido, a partir de esa fecha a los adultos mayores se nos condenó a morir de hambre”, recordó.

“A pesar de que en este país la Constitución señala que no hay pena de muerte, pero si le quitas el alimento a una persona, a los adultos mayores sobre todo, de hecho los estas condenando a muerte. Eso siempre lo hemos dicho porque era la política que implementaba el gobierno y que venía a perjudicar a los adultos mayores”, añadió.

García también resaltó que durante los periodos de gobierno del Frente Sandinista, los adultos mayores han logrado restituir sus derechos.

“En los dos periodos que siempre está al frente el Gobierno Sandinista, nosotros hemos logrado restituir esos derechos, mejorar nuestras situaciones, nuestras condiciones de vida. Reconocemos que es bajo un gobierno de izquierda o revolucionario que se puede dar muchas respuestas a los pobres, a los adultos mayores, a aquellas personas que están más afectadas por las actuaciones del capitalismo salvaje, eso es lo que se aplicó durante estos años del 90”, afirmó García.