Los bailes del Toro Huaco, El Gigante y El Güegüense sirvieron de antesala al maravilloso tope de los santos patronos San Marcos, San Sebastián, San Antonio y Santiago Apóstol frente al atrio de la Iglesia Nuestra Señora de Dolores, donde cientos de familias devotas de Carazo se dieron cita para vivir este tradicional y fervoroso encuentro de amor, fe y esperanza.

Justo frente al Parque Central de Dolores, las fiestas patronales de Carazo se vivieron en medio de un ambiente lleno de alegría con la llegada de Santiago Apóstol, San Antonio y San Marcos, quienes cargados por las cofradías, se unieron con San Sebastián, y tras algunos minutos de espera, la hermosa Virgen Nuestra Señora de Dolores salió de la parroquia a darles una solemne bienvenida.

En medio de la algarabía y la música popular de las bandas filarmónicas, el padre Juan de Dios García, cura de la Parroquia Santiago Apóstol, dio gracias a Dios por haber enviado a estas santas y benditas imágenes que unen a todas las familias de Carazo, quienes se dan cita para abrazar la fe y el amor a través de estas tradiciones.

“Recordemos que Jesucristo vino a derribar el muro que dividía a los pueblos, por tanto, los Santos lo que hacen es unir y poner en práctica este mensaje de la palabra de Dios, derribar los muros que dividen a los pueblos, y para hacer de todos los pueblos uno solo, según la voluntad del Señor”, expresó el padre García.

El jinotepino Edgardo José Cano, manifestó que todas las familias de esta ciudad se sienten felices por estar nuevamente celebrando estas fiestas patronales en honor a Santiago Apóstol, y destacó que los católicos se sienten gozosos de poder tener esta nueva oportunidad de unirse junto a sus santos patronos durante este 2013.

Aida Rosa Hernández, indicó, tras poner ‘milagritos’ en la bella capa de Santiago Apóstol, que esta santa imagen ha hecho mucho por este pueblo. “Él me curó a mi niña más grande de asma, pero ya se le quitó y la sanó. Por eso siempre vamos a estar aquí, orándole a él por sus bondades”, sostuvo.

Son miles los milagros que han ofrecido estos santos patrones al pueblo fervoroso de Nicaragua, es por eso que durante este inolvidable tope, son muchos los católicos los que asisten para orar y solicitar las buenas intercesiones.

“Yo estaba pequeña, tenía como 12 años cuando me operaron, y yo le pedí a él que me quitará los miomas cancerosos que tenía y resultó que me alivié, porque se me disolvieron y entonces no me dio cáncer; por eso vengo a bailarle a él, porque es muy lindo y gracias a la fe que tenemos”, refirió Martha Alicia Aburto.

“Estamos muy contentos los diriambinos, porque San Sebastián, nuestro patroncito, ha venido a este bonito encuentro. Todos los días elevamos nuestras oraciones que él ha respondido siempre, y es por eso que nosotros siempre estamos junto a él, festejándole, agradeciéndole por tanta bendición derramada sobre esta Nicaragua”, dijo Abdalí González.

El Padre Orlando Castro, de la Iglesia Nuestra Señora de Dolores, informó que este mismo 24 de julio, los santos patronos retornarán a la Parroquia de Santiago, lugar donde reposarán durante 8 días dando más bendiciones al pueblo de Carazo.