Esto será logrado con la aplicación de un censo nacional que se realizará por primera vez en Nicaragua, gracias a un préstamo del Banco Mundial que aportará un fondo de más de 21 millones de dólares y en el cual se trabajará integralmente para cubrir a la mayoría de los niños en riesgo social.

En relación al censo, la ministra de la familia indicó que es la primera vez en la historia de Nicaragua que se hace con mucho detalle.

Explicó que en una primera fase se censarán las comunidades donde actualmente el ministerio tiene detectados niños en riesgo. “Eso nos va a permitir llegar a un 80% y luego vamos al resto hasta que tengamos  censado el país completo y ahí exactamente  saber quiénes son (los niños)”.

“Nos es un censo que recoge  un niño en la calle, sino que recoge el nombre, el apellido y (se va) haciendo  una ficha básica que va a entrar en un sistema de  información y que nosotros vamos a saber… para poder tener una  línea de base e ir ingresando los avances de este niño hasta que le demos de alta, como cualquier sistema de atención”, explicó Ramírez.

Además adelantó que la parte registral estará a cargo del INIDE y agregó que “en septiembre vamos a estar listos con el 80% de los niños censados, iniciamos el proceso  de atención de las primeras 2 mil 250 familias y seguimos con el censo, para diciembre tenemos censado el país entero  en un registro único de protagonistas que es  el niño y la familia censada” indicó Ramírez.