A pesar de que todo apuntaba a que ocurriría la semana pasada, finalmente, la Titan Arum o Amorphophalus Titanum, la flor más apestosa y grande del mundo -cómo es conocida en botánica-, se ha abierto totalmente este lunes en el Museo Botánico de Washington. La planta que mide más de 1,5 metros ha tenido en tensión a ciudadanos y expertos durante días. La expectación es comprensible, ya que la Titan tarda de varios años a décadas en florecer.

Entre las hojas de color anaranjado ya se puede ver su enorme polinizador que atrae a miles de insectos a la redonda, gracias al "olor a carne podrida" que emana. "Todavía esta fase no ha ocurrido, suele pasar 12 horas después del florecimiento", según explicaron desde el museo. "Por lo que es probable que comience esta noche y se marchite en menos de dos días -vive de 24 a 48 horas-", añadieron.

"Será muy difícil aguantar cerca de ella", informó el Doctor McLaughin, experto del botánico. De la misma manera que una encantadora rosa atrae a una abeja u otro tipo de insecto con su olor agradable, en el caso de la Titan, "éste es fétido", agregó.

Como si de una obra de arte se tratara, el maravilloso ejemplar exótico saluda a los miles de curiosos que se han acercado este lunes al invernadero de la pinacoteca, lugar que ha llegado a extender sus horarios para "que todo el mundo disfrute del acontecimiento".

La planta es originaria de Sumatra (Indonesia) y fue descubierta en 1878. La flor actual tiene alrededor de siete años y "tenía el tamaño de una judía cuando llegó al museo en 2007", prosiguió McLaughlin. Pesa más de 110 kilogramos y es su primer florecimiento. Para florecer necesita humedad y temperaturas cálidas, añadió el experto.

La última vez que ocurrió un acontecimiento similar en Washington fue en 2007. Otros brotes similares se han dado recientemente en el Estado de Ohio y Bélgica.