El compañero Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público, estuvo en la Revista En Vivo con Alberto Mora, abordando el Plan Nacional de Producción Consumo y Comercio para 2021-2022 y explicó que el mismo fue ampliamente consultado con el sector productivo del país.

“Los números que están acá, los datos que están acá son el resultado de una consulta con cada grupo de productores que representa a los rubros para llegar a un dato. Es un tema que se fundamenta en una robusta a base de datos que tiene el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales y el Banco Central, comentó.

En este sentido dijo que hay cuatro variables importantes: la proyección de siembra por cada rubro, qué tipo de invierno se pronostica, cómo funcionan los precios del mercado, qué nivel de tecnología se está aplicando, evolucionando hacia el producto y cómo está el financiamiento.

“Cuándo estas variables están mezcladas y sobre la evolución de los datos de los últimos 8 años, de cómo se mueve cada rubro, y lo más importante, la consulta con los agentes productivos: Qué piensan hacer”, subrayó.

Destacó que en el lanzamiento lo que se quería reafirmar era el dato más importante: la proyección de crecimiento en el sector agrícola es de 5,1 por ciento y el sector pecuario de 3,2.

Se refirió a la evolución de algunos rubros, por ejemplo, el café en el 2007 aportó 188 millones de dólares y en 2020 fueron 438 millones.

En el caso de la carne vacuna, en 2007 estaba en 179 millones y en 2020 fueron 541 millones, para un crecimiento de 201 por ciento en 13 años. En este rubro, explicó el Ministro de Hacienda, se dio la combinación de precio, volumen y rendimiento.

Al igual que estos hay entre 10 y 15 rubros más que han evolucionado, dijo.

Mencionó el caso del frijol, cuya producción está en manos de muchos productores pequeños, antes generaba 39,9 millones y en 2020 aportó 114 millones de dólares. Ese es uno de los productos estrella por su impacto en la canasta exportadora, señaló el ministro.