El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este sábado que su país "no será súbdito" de ningún imperio internacional y ratificó que no sostendrá conversaciones con Estados Unidos (EE.UU.) si éstas se desarrollan en el marco de la desigualdad y el irrespeto.

Durante un acto de ascenso de fuerzas militares llevado a cabo en el estado Cojedes (oeste), el mandatario venezolano dijo que "en Venezuela no somos súbditos, somos hombres y mujeres de a pie, felices, construyendo Patria y futuro".

El jefe de Estado criticó que las autoridades de la nación norteamericana pretendan seguir viendo a Suramérica como "el patio trasero" y ante esto dijo que "mi política es tolerancia cero contra las agresiones de los gringos hacia Venezuela".

"No pueden pisotear la dignidad de Venezuela y pretender que nos hagamos los locos. ¡Ya Basta! (...) Ustedes (EE.UU.) hagan lo que quieran hacer allá, pero con Venezuela no se metan más", expresó.

También dijo que "exigimos respeto a nuestro país y nuestro pueblo" y dijo que pese a los intentos de amedrentar, su posición será plantarse firme y defender los principios igualitarios de la Revolución Bolivariana.

"El mundo pluripolar debe ser sin imperios de ningún tipo (...) Ellos allá y nosotros acá (...) Que resuelvan sus cosas, sobre todo el racismo, la violencia en Guantánamo. Nosotros nos encargamos de construir Patria", agregó.