Uno de los espacios familiares que reciben visitantes para degustar los productos ofertados es la Casa del Maíz, donde podrá encontrar dulces tradicionales y todo lo que es elaborado a base del maíz.

Este sábado las familias que visitaron este sitio tuvieron la oportunidad de degustar uno de los dulces tradicionales de Nicaragua: el piñonate.

Don Humberto Solís, del Ministerio de Economía Familiar, explicó el proceso que de su elaboración con todos sus ingredientes.

En ese sentido, detalló paso a paso lo que implica elaborar este dulce típico disfrutado como postre o bien repartido en la ‘gorra’ de La Purísima.

“Cortamos la papaya verde, luego se ralla, un día anterior para 'deslechar' que es (quitarle) el líquido que brota y pica en la piel”, dijo Solís.

Para ello hay que ponerse guantes para rallarla y cortarla en trozos pequeños y de tamaño similar. Luego se ponen a remojar con tres cucharaditas de bicarbonato, que provoca que la papaya se ponga suave por dentro y dura por fuera. Posteriormente, se saca del agua y se pone al sol a deshidratar por un día.

“Después se pasa a una cocción a fuego lento, cuyo tiempo va a depender de la cantidad que se va a procesar”, añadió.

A esa agua se le coloca clavo de olor, azúcar y canela, en un poco de agua. Cuando tiene firmeza el sirope, se pone blanda y se empieza a amarrar los trozos de papaya. Se mueve y después de media hora se saca con una cuchara y se coloca en una bandeja con papel encerado las porciones.

postres

postres

postres