Embajadores de diferentes gobiernos asistieron como invitados a los actos del 34 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, misma que consideran un ejemplo en toda América Latina y el Caribe, y el mundo.

El embajador de Argentina en Nicaragua Marcelo Valle Fonrouge, dijo que la juventud es el principal cimiento en que se fundamenta la Revolución Sandinista, algo que siempre ha ocurrido en todos los procesos revolucionarios que ha vivido América Latina y el Caribe.

“La Revolución Sandinista es un proceso multisectorial, multitudinario y festivo, que nos lleva a esa alegría que compartimos todo. Este es un proceso de integración latinoamericana y las revoluciones se llevan con los mismos ideales y eso se lleva adelante en cada país y en los tiempos que cada país puede y Argentina lo está llevando a cabo”, dijo Valle al destacar los procesos de cambio que impulsa la presidenta Cristina Fernández.

El embajador de El Salvador Juan José Figueroa, calificó la concentración popular en la Plaza La Fe, como “un mar de jóvenes” que está siendo propio el proyecto que promueve el Frente Sandinista con el comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo.

“Este es un proyecto positivo en el cual los jóvenes están impulsando ese proceso de restitución de los derechos de la población, del pueblo nicaragüense. Creo que llegar al 34 aniversario de un proceso que inició en 1979, donde se logró expulsar a una dictadura militar, a una de las más férreas de América Latina y yo creo que Nicaragua va a poder seguir adelante con su Revolución Sandinista”, dijo Figueroa.

Sostuvo que El Salvador con el FMLN gobernando está realizando sus procesos de cambios después de muchos años que la derecha administró el país promoviendo políticas neoliberales.

“El Presidente Mauricio Funes ha demostrado que se puede transformar la sociedad y que se puede trabajar en función de los derechos de la población. El presidente Funes ha hecho que la educación sea gratuita y la salud, que los estudiantes vayan con sus útiles escolares, zapatos y uniformes gratuitos. Esto demuestra que gobiernos como El Salvador y Nicaragua, que se preocupan por la población logran transformar las realidades de sus pueblos”, dijo el diplomático salvadoreño.

La representante de Taiwán Ingrid Hsing, vestida con una camiseta del 34 aniversario de la Revolución, dijo estar muy feliz de compartir en una Nicaragua que busca un desarrollo y combate a la pobreza.

“Se nota que es una alegría nacional, se recuperan sus derechos y Taiwán eso lo comparte y felicita, yo estoy disfrutando este momento para avanzar adelante. La Revolución Sandinista cuenta con la solidaridad de los jóvenes”, dijo la diplomática.

El ex presidente de Panamá dijo estar muy contento de estar acompañando a Nicaragua en estas celebraciones, ahora con aires de libertad y democracia en Centroamérica, particularmente en Nicaragua.

La compañera Patricia Rodas, ex canciller de Honduras en el gobierno del presidente Manuel Zelaya, dijo que su país tiene mucho que agradecer a Nicaragua por la solidaridad mostrada por muchos años y particularmente en los tiempos difíciles del Golpe de Estado del 28 de junio del 2009.

“Nos sentimos profundamente agradecidos con el pueblo nicaragüense, por haber sido la vanguardia de nuestra región para abrir los caminos de la liberación y ahora son 34 años de estar al lado de los nicaragüenses, 34 años alimentando nuestras utopías y 34 años construyendo procesos, luchando contra un adversario cuya misión es detener las ansias de justicia, de participación, de inclusión y de unidad de nuestros pueblos”, dijo la compañera Rodas.