El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, firmó la derogación del decreto impuesto por los gobiernos neoliberales en 1994, en donde se anulaba la pensión reducida para los jubilados que no lograron cumplir con el total de sus cotizaciones.

DESCARGUE AQUI DECRETO PRESIDENCIAL 28-2013 QUE RESTITUYE A LOS ADULTOS MAYORES SU DERECHO A LA PENSIÓN REDUCIDA

La firma de la derogación del decreto se realizó en la Plaza de la Fe, Juan Pablo II, ante centenares de miles de nicaragüenses quienes se congregaron junto al mandatario y la compañera Rosario Murillo para celebrar el 34 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

El comandante dijo que la cotización en Nicaragua antes era bien compleja debido a que se violaban los derechos de muchos trabajadores, o bien porque estos pasaban muchos años en el desempleo.

Recordó que la pensión reducida fue un derecho reconocido por el Gobierno Sandinista en los años ochentas.

“Al triunfo de la Revolución se estableció un decreto que establecía el derecho a la pensión de invalidez al asegurado que hubiese cotizado cuotas no completas. Eso se estableció con el gobierno del Frente Sandinista”, señaló.

“Luego llegó el gobierno de la derecha, el gobierno neoliberal, el gobierno impuesto por Bush padre, y ellos emitieron el decreto número 38-94, y en este decreto ellos lo que hicieron fue borrar el derecho que el gobierno del Frente Sandinista le había dado a los asegurados que no tenían sus cuotas completas desde el año 1986”, explicó el mandatario, lamentando que en esa ocasión no se escucharon las voces de quienes “ahora se rasgan las vestiduras”.

Ante ello, indicó que este gobierno lo que está haciendo es publicando un nuevo decreto en donde se vuelve a reconocer este derecho y con ello cumplir con el objetivo fundamental de la Seguridad Social de garantizar a los asegurados y sus beneficiarios protección en salud y la dotación de medios de subsistencia en casos de invalidez, vejez, muerte, maternidad o riesgos profesionales.

El decreto establece que los asegurados mayores de 60 años que no logran cotizar 750 semanas tienen el justo derecho a recibir una pensión reducida.

“Eso fue lo que anuló el gobierno de doña Violeta Chamorro, respaldado por los periódicos de la familia Chamorro también”, recordó.

Explicó que con las nuevas reformas tendrán derecho a la pensión de invalidez el asegurado no mayor de 60 años que sea declarado inválido y que haya cotizado 150 semanas dentro de los últimos 6 años que precedan a la fecha de la causa que dio origen a la invalidez, o bien que haya acreditado el período de calificaciones prescritas para la vejez.

Daniel indicó que desde 250 a 400 semanas cotizadas, el asegurado va a recibir 1 mil 200 córdobas; los que hayan cotizado de 451 hasta 600 semanas, 2 mil córdobas; y los que hayan cotizado de 601 hasta 749, recibirán 2 mil 800 córdobas.

El comandante Daniel dijo que este gobierno no ha sido insensible con el tema, sino que ha venido entregando un bono mensual a unos 8 mil jubilados que estaban dentro del grupo antes mencionado. Señaló que este era un problema de orden financiero, que ponía en riesgo la Seguridad Social de Nicaragua.

“Ahora esto ya pasa a ser ley de la República de Nicaragua y por lo tanto del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, y queda derogado, por lo tanto borrado el artículo que impusieron los neoliberales en el año 1994”, puntualizó el mandatario.