Esta mañana el FILAC celebró una Reunión Intergubernamental para conocer el impacto de la COVID-19 en los Pueblos Indígenas de Latinoamérica y el Caribe, los desafíos que persisten y las buenas prácticas.

Las Palabras de Apertura de la Reunión fueron presentadas por la Doctora Mirna Cunningham, Presidenta del FILAC, nicaragüense y originaria de la RACCN, quien señaló que, en lo referido a los Pueblos Indígenas y Pueblos Afrodescendientes, es imprescindible implementar Estrategias diferenciadas de Prevención y Vacunación en contra de la COVID-19, procurando integrar los Sistemas de Salud Nacionales con las Estructuras de Salud tradicionales, basadas en Saberes y Prácticas Ancestrales. Se debe tomar en cuenta sus formas de Vida, prácticas productivas y relaciones particulares con la Naturaleza, así como aspectos relacionados a sus Creencias Espirituales, el uso de sus lenguas, su movilidad, entre otras.

La Compañera Emilse Vanegas, Presidenta del Consejo Regional Autónomo de la Costa Caribe Norte, por su parte, destacó que la pandemia ha retrasado algunas acciones en marcha para combatir la Pobreza, garantizar el acceso a Servicios Básicos y hacer frente a los efectos del Calentamiento Global en Comunidades Indígenas y Afrodescendientes.

filac

Destacó que Nicaragua mantiene la tasa más baja de contagio de COVID-19 en la Región Centroamericana, registrando 2.6 muertes por cada 100,000 habitantes, reiterando además que el Gobierno de Nicaragua inició el 2 de Marzo la Campaña Nacional de Vacunación contra la COVID-19.

Asimismo, señaló que desde el inicio de esta pandemia, Nicaragua ha hecho un llamado a practicar la Solidaridad, la Cooperación y la Fraternidad entre Pueblos Hermanos, para lograr vencer de una vez por todas, a esta terrible enfermedad y continuar avanzando hacia el Buen Vivir para todas y todos.

filac

filac