Recorridos por los diferentes senderos, visitas a la Laguna Charco Verde, la Laguna del Volcán Maderas, avistamiento de aves y mamíferos, baños en las playas, degustación de platillos, entre otros, son algunos de los servicios que ofrecen los diferentes establecimientos ubicados en el municipio de Altagracia en la Isla de Ometepe.

Don Jorge Guillén, administrador del centro turístico Ojo de Agua, nos cuenta que muchos turistas visitan el establecimiento, que hoy en día representa un lugar para aprovechar las ventajas medicinales del agua que vierte de fuentes naturales de origen volcánico y cuya composición son sales minerales con propiedades curativas para la piel, los huesos y dolore    s musculares.

“En los últimos días hay muchas personas mayores de edad que aseguran haber salido hasta diez años más jóvenes, aunque es claro que no se lo cobramos a nadie porque es parte de la atención que brinda el Ojo de Agua”, dice entre risas don Jorge.

Ojo de Agua se ha convertido en una buena opción para nacionales y extranjeros, un lugar donde obtener los beneficios de los termales sin exponerse a aguas calientes, aunque según cuentan, antes de la conquista española, este afluente fue considerado muy sagrado por los indígenas, puesto que ellos miraban salir flamas de las aguas, las que eran producidas por altas concentraciones de fósforo y azufre.

De cara a la Semana Santa, los dueños de Ojo de Agua están desarrollando obras de mejoramiento de su infraestructura, construyendo un restaurante que brinde mayor comodidad a sus clientes y ofrecer un mejor servicio a los nacionales y extranjeros.

Turismo rural y ecológico

La Finca Magdalena, regentada por la Cooperativa Carlos Díaz Cajina, es uno de los sitios que ofrece el servicio de turismo rural comunitario, en el cual durante sus estancia los huéspedes y visitantes que así lo deseen pueden realizar un pequeño tour por la Laguna del Volcán Madera, visitar los cultivos de café orgánico e ir a las montañas vírgenes por un módico precio de US$8 por persona.

Don José Santos López Rivera, presidente de la Cooperativa, afirma que en la Finca Magdalena los turistas también pueden disfrutar de variados platillos autóctonos de la isla, así como hospedarse en las diferentes modalidades como habitaciones matrimoniales, individuales, colectivas y comunitarias.

Charco Verde, propiedad de Rubén Rivera, ofrece a los turistas turismo ecológico, en el cual pueden aprovechar para visitar la legendaria Laguna Charco Verde, un área que se ha convertido en la parte ecológica dentro de la Reserva de Biósfera de Ometepe, pero que también presta los servicios de hospedería y alimentos para los visitantes.

“Para esta temporada de Semana Santa, ya estamos preparados para recibir a todos los visitantes que vengan a Ometepe al igual que todas las empresas que se encuentran en la Isla Ometepe se han ido preparando junto con sus alcaldías, junto con sus empresarios y gabinetes del Poder Ciudadano en la limpieza de las playas, limpieza de las calles para tener un mejor orden y salud a los visitantes, así como sus productos, sus ofertas de diversión y distracción a lo largo de la playa, los tours por los diferentes puntos de la isla, visitas a los museos, visitas a las comunidades y una gran gama de actividades que se están desarrollando”, expresa Rivera, quien también es coordinador del gabinete de turismo de Ometepe.

Según Rubén, en Ometepe hay un aproximado de 43 empresas prestadoras de servicios turísticos, 30 de ellas incluyen hospedería con un promedio de 25 a 30 habitaciones y otras que están por el orden de 15 habitaciones y que en su totalidad suman 800 camas disponibles para todos los visitantes.

Rubén Rivera señala que su establecimiento, Charco Verde, sitio en el cual se desarrolla la leyenda de Chico Largo, quien se convirtió en su guardián tras haber muerto hecho mitad hombre y mitad venado, es un atractivo para los turistas, y que en su visita pueden recorrer los tres diferentes senderos, el Sendero Chico Largo, el Sendero Mama Bucha y el área cultural y donde se puede leer la leyenda. Todo el recorrido dura alrededor de 45 minutos donde se pueden visitar bosques y playas dentro de la misma reserva y el avistamiento de aves, mamíferos y criaderos.

Comida para todos los gustos

En Ometepe los turistas también pueden encontrar y disfrutar variados platillos que van desde comidas tradicionales y propias de la Isla hasta comida internacional, que figuran entre las más pedidas en los restaurantes y hoteles.

En la famosísima y conocida Posada de Chico Largo, su propietario, Ramiro Rivera, prepara un exquisito platillo a base de pescado y vegetales completamente al vapor y prácticamente libre de grasas. Una buena opción para aquellas personas que prefieren conservar la línea.

Rivera asegura que su platillo “Pescado Chico Largo”, preparado al vapor y con la calidad que solo un buen pescado de Ometepe puede ofrecer, el Guapote, que tiene muy buen sabor y buena textura en su carne, es elaborado sin aditivos ni resaltadores del sabor y conservado en el jugo de las verduras que acompañan su cocción y el sazón que agregan los tradicionales platanitos de Ometepe.

“Muchos turistas visitan Ometepe porque es la Isla que está dentro de este lago y dentro del lago están estos grandes pescados y uno de los mejores peces es el Guapote, entonces nosotros lo recomendamos y más en este tipo de platillo porque está cocinado al vapor, sin grasa, una comida verdaderamente saludable y una exquisitez completa”, comenta Rivera.

En el Hostal y Restaurante Santa Cruz, ubicado en las cercanías de la comunidad que lleva el mismo nombre, el Curry de Pollo o Vegetariano, es una de las opciones preferenciales de sus huéspedes y visitantes que gustan de un rico plato acompañado con vegetales, crema, chiltoma, cebolla, brócoli, coliflor y el curry que es la base fundamental del plato. Este platillo se acompaña de arroz y plátano maduro frito.

“Es un platillo exquisito y preparado con vegetales frescos, el cual nosotros tenemos mucho cuidado para servir y los turistas han puesto el punto final para que se diga que este es uno de los platillos favoritos de ellos”, expresa Mardonio Castillo, mesero del establecimiento.

Hotel Villa Paraíso también ofrece un platillo exquisito para deleite de todos sus visitantes, el famoso Platillo Paraíso, mismo que está elaborado a base de pescado asado acompañado de una salsa con camarones, papas con perejil y vegetales.

Marlin Martínez González, cocinera de Villa Paraíso, nos recomienda este riquísimo platillo que es la especialidad de la casa, dado que el pescado es preparado con sal, pimienta, limón y el ajo que lleva un acompañamiento de aceite de oliva, la salsa de camarones llevan una preparación de mantequilla, ajo y un poco de perejil. El platillo tarda aproximadamente 30 minutos en estar listo.