La compañía de Sony Interactive Entertainment anunció que ya vendió más de 7,8 millones de unidades de PlayStation 5 en todo el mundo, superando así el lanzamiento de la PlayStation 4, que vendió 7,6 consolas en el mismo período de tiempo.

Los datos fueron publicados en el último informe financiero de la compañía corresponden al pasado año fiscal y solo se cuentan las ventas entre el lanzamiento el 12 de noviembre de 2020 y el día 31 de marzo de 2021.

Durante los primeros cuatro meses del año se han vendido 3,3 millones de PlayStation 5. Esto significa que entre noviembre y diciembre de 2020, Sony vendió 4,5 millones de consolas de nueva generación, según explica la compañía japonesa.

En una reunión posterior a esa presentación de resultados financieros, Hiroki Totoki, CFO de Sony, habló sobre la falta de stock y dio pocas esperanzas a quienes crean que se solucionará próximamente.

Para desgracia de quienes sueñan con una caja de PS5, se espera que las dificultades en el subministro de consolas se mantengan durante los próximos meses.

En cuanto al software, durante el último año fiscal se han vendido un total de 338,9 millones de videojuegos para PlayStation 4 y PlayStation 5.

De estas ventas, un 65% corresponden a copias digitales, un porcentaje bastante superior al del año anterior (el 53%).

Por otro lado, de todos los videojuegos vendidos para PlayStation 4 y PlayStation 5, un 17% fueron títulos first-party, es decir, desarrollados por estudios de Sony. Esto se traduce en un total de 58,4 millones de copias.

La compañía japonesa también ha publicado datos sobre los usuarios de PlayStation Plus. El servicio de suscripción de Sony aumenta su cifra de clientes desde los 41,5 millones hasta los 47,6 de este año fiscal.

El número de usuarios activos en PlayStation Network, por contra, ha descendido hasta los 109 millones, respecto a los 114 de 2020.

Esto son 6,1 millones más que en el año anterior. En cambio, el número de usuarios de los servicios de PlayStation Network ha caído de 114 millones en 2020 a 114 millones este año.

Esto se debe que en marzo del año pasado la pandemia provocó un gran aumento en el consumo de videojuegos.