El Secretario General del Movimiento Izquierda Unida (MIU) de República Dominicana, Miguel Mejía, aseguró que su pueblo quiere mantener el vinculo histórico que tiene con Nicaragua y particularmente con el FSLN, partido que le está proporcionando a la sociedad de Nicaragua, el bienestar que justamente merece.

El también ministro de Integración del Gobierno del Presidente Danilo Medina, aseguró que estos vínculos se remontan desde muchos años antes y después del triunfo del 19 de julio de 1979, que encabezó el FSLN y todo un pueblo que combatió duramente a la dictadura somocista.

Mejía relató algunas anécdotas vividas cuando estuvo en el país durante el proceso electoral de 1990, subrayando que algunos compañeros dominicanos le llamaron por teléfono, informándole que el FSLN había perdido las elecciones, situación que no podía dar crédito hasta que escuchó las declaraciones del comandante Daniel aceptando la derrota, pero a su vez asegurando que los sandinistas seguirían adelante para volver alcanzar el poder político.

Subrayó la capacidad democrática del FSLN de aceptar la derrota por la vía electoral, después de haber derrotado vía lucha armada a la dictadura de Somoza.

Indicó que el FSLN volvió al poder 16 después de la derrota de 1990 y mientras estuvo en la oposición luchando contra las políticas anticristianas de los gobierno neoliberales, el comandante Daniel, la compañera Rosario y demás dirigentes vinieron pacientemente trabajando en alianza con los diversos sectores de la sociedad, incluyendo con los jerarcas de la Iglesia Católica.

Para Mejía este trabajo contribuyó al triunfo electoral del 2006 y ahora siete años después de gobierno progresista y sandinista, el pueblo nicaragüense viene recogiendo los frutos del trabajo en alianza y reconciliación.

“La primera señal que mandó el sandinista fue que la fórmula presidencial de Daniel fue un empresario que había sido el jefe de los contras (ex vicepresidente Jaime Morales Carazo), entonces no había duda que el sandinismo estaba planteado una reunificación de la sociedad nicaragüense”, subrayó el dirigente de la izquierda dominicana.

Aplaude decisión del Gran Canal Interoceánico

También destacó que Nicaragua ahora como nunca, está teniendo una estabilidad política, económica y social, lo que le permite captar muchas inversiones que ayudan al desarrollo de la nación.

“Y sin los empresarios lo que me están diciendo a mí que se sienten satisfechos con las políticas del Frente Sandinista, lo que quiere decir que el Frente Sandinista con Daniel a la cabeza, con Rosario, han hecho una gestión de gobierno respondiendo a la necesidad histórica de la sociedad nicaragüense y están produciendo bienestar a su pueblo”, puntualizó Mejía.

En el plano económico, aplaudió la decisión del gobierno de construir un Canal Interoceánico, lo que ha hecho que muchos empresarios dominicanos y de otras nacionalidades, estén alzando sus ojos a Nicaragua, pues consideran que está siendo atractiva para las inversiones.

Aseguró que inversionistas venezolanos radicados en su país, llegaron a sus oficinas a solicitarle que hablara con el presidente Daniel Ortega, en el sentido de las futuras inversiones que generará la construcción de la vía marítima.

“Cuando venia para Nicaragua me visitaron a mi despacho un grupo de empresarios venezolanos y me dicen que Nicaragua se está constituyendo en el referente más importante no solamente de Centroamérica, sino de América Latina, porque con esa inversión del canal de 40 mil millones de dólares y la construcción de una refinería, no solamente va a generar empleo (…) sino que le está dando ya una plusvalía al terreno, al país y esa inversionista me han pedido que hable con el comandante, ya están mirando hacia Nicaragua para hacer grandes inversiones”, aseguró Mejía.

Resaltó que estas grandes obras y proyectos se están realizando sin transgredir las raíces históricas del sandinismo, sin ofender la memoria del Comandante Carlos Fonseca Amador y de ningún otro dirigente del FSLN y tampoco del General de Hombres Libres Augusto C. Sandino.

“Esto quiere decir que la Revolución Sandinista, Daniel Ortega, está sintonizada con los signos de los Nuevos Tiempos y le está proporcionando a la sociedad de Nicaragua, el bienestar que justamente merece”.